miércoles, 6 de marzo de 2013

FRANCIS BACON; EL CUERPO COMO OBJETO MUTILADO; REGRESIÓN A LA ANIMALIDAD _ POR ADOLFO VÁSQUEZ ROCCA PHD.

http://www.alexalienart.com/BaconPeppiatt1950s.jpg

Francis Bacon: El desgarro de la carne Por Adolfo Vásquez Rocca

logo_ucm_complutense_Azul_70.jpeg


http://2.bp.blogspot.com/-ntr9G2ZL3x8/TdL__ESiT0I/AAAAAAABbLY/STP2eYyvMUY/s1600/Francis+Bacon+-+Three+studies+of+the+Human+Head+1953.jpg

Francis Bacon: El desgarro de la carne Por Adolfo Vásquez Rocca.

http://p4.storage.canalblog.com/48/22/119589/84206594_o.jpg

Francis Bacon: El desgarro de la carne Por Adolfo Vásquez Rocca.

  • VÁSQUEZ ROCCA, Adolfo, FRANCIS BACON; DE LA METAMORFOSIS A LA DISGREGACIÓN, En Revista Critic@rte, 2005, Universidad de las Américas, México.

Francis Bacon: El desgarro de la carne Por Adolfo Vásquez Rocca.



http://1.bp.blogspot.com/-kC4NzAq-nKs/TZDsqTrQNFI/AAAAAAAAHRQ/BbfFXFBxbX8/s1600/FrancisBacon.jpg

Francis Bacon: El desgarro de la carne Por Adolfo Vásquez Rocca.

  • VÁSQUEZ ROCCA, Adolfo, “FRANCIS BACON: LA DERIVA DEL YO Y EL DESGARRO DE LA CARNE”, En ARTE, INDIVIDUO Y SOCIEDAD, ISSN 1131-5598, Nº 18, 2006, pags. 151-164 DOI: Revista de la Facultad de Bellas Artes, UNIVERSIDAD COMPLUTENSE DE MADRID- ISSN 1131-5598


http://25.media.tumblr.com/tumblr_ma1cby35Jp1rg5vxro1_1280.jpg

Francis Bacon: El desgarro de la carne Por Adolfo Vásquez Rocca.



http://1.bp.blogspot.com/-9eOVoWnh8zU/TdL7d-PwRMI/AAAAAAABbHA/XpPcHrkteH8/s1600/Francis+Bacon+-+Study+for+Self-Portrait+1985.jpg

Francis Bacon: El desgarro de la carne Por Adolfo Vásquez Rocca.

  • VÁSQUEZ ROCCA, Adolfo, “FRANCIS BACON; EL CUERPO COMO OBJETO MUTILADO; REGRESIÓN A LA ANIMALIDAD”, En KONVERGENCIAS, Revista de Filosofía y Culturas en Diálogo, Número 9 Año III Junio 2005, Buenos Aires. <http://www.konvergencias.net/bacon.htm>


    http://anthonylawlor.files.wordpress.com/2012/11/francisbacon3.jpg

Francis Bacon: El desgarro de la carne Por Adolfo Vásquez Rocca.

El cuerpo como objeto mutilado; regresión a la animalidad
El mundo de Bacon –su imaginario, sus preocupaciones pictóricas– se centraba en lo que podríamos denominar la realidad humana irreductible: la cabeza, la protuberancia con la que termina el ser humano. (2)
Bacon descubrió que la forma más simple y más efectiva para crear la intensa emoción que quería que sus cuadros transmitieran, era hacerlo de una sola embestida, que todo lo que necesitaba era una cara o una figura, apenas esbozada, una jaula o una cortina partida.
A partir de estas consideraciones, que dieron lugar a innumerables cuadros impregnados de su sugestivo estilo, todo movimiento humano y toda expresión serían de su incumbencia: los amantes en la cama, los bebedores en el bar, los cuerpos de los luchadores revolcándose en la arena.
Francis Bacon - Two Figures - 1953Observar a los animales, generalmente en reportajes fotográficos, le sirvió a Bacon de entrenamiento para develar y expresar de forma más precisa el instinto humano. Bacon sólo quería captar ese instinto, el hombre despojado de su humanidad, el hombre como animal. El resto era “una glosa a la civilización, encubridora de la maraña de furia y del bramido de miedo que se escondían en grandes cantidades en seres humanos”. (3)
Bacon basa pues su producción artística en la obsesiva representación del cuerpo del hombre como animalidad.
Bacon va a representar icónicamente el cuerpo como un objeto mutilado que regresa a la animalidad, que se encierra y enfrenta a sí mismo deconstruyendo las convenciones de género y desafiando no sólo la gramática de los sexos –en particular los estereotipos de la masculinidad– sino la anatomía de nuestra precaria carne, de nuestra decrepitud constitutiva, la que pese a nuestra obsesión cosmética por mantenerla en forma y –poder así– responder a los apetitos de su propia condición animal y autodestructiva, tiende a disgregarse y desaparecer. (4)
Durante más de medio siglo, Francis Bacon fue creando una serie de cuerpos crucificados, contorsionados, mutilados, deformes, con rostros en el límite de la desaparición, criaturas que copulan, defecan, vomitan, eyaculan, sangran, y se desmoronan.
El cuerpo –en la obra de Bacon– se hace carne, se desacraliza, se presenta como espasmo, rompe con la armonía de la superficie y de la forma en un ser amenazado por su propia indefinición, esto es, por la dispersión de su identidad. (5) Un cuerpo que se descompone, que escapa por una boca que grita, que se vacía, se prolonga en los torrentes de semen, se dilata, se mezcla con otros cuerpos, se metamorfosea en su reflejo. Frente a la concepción de un cuerpo o una piel idealizada, Bacon configura –o desfigura– la materialidad de la carne cuya viscosidad y crudeza de color nos recuerda la animalidad del ser humano. Bacon disecciona el cuerpo como un cirujano, para enfrentarnos a la vulnerabilidad de la condición humana. Bacon crea un texto fisiológico, marcado por lo más abyecto del ser humano, que nos lleva a una profunda agresividad y violencia hacia el propio cuerpo y el de los otros. “Lo abyecto nos confronta con esos estados de fragilidad en que el hombre vaga en los territorios de la animalidad”. (6)
Bacon deshace el rostro, hace que surja la cabeza bajo él. El hombre es acoplado a su animal gemelo en una tauromaquia latente. Mucho más allá del aparente sadismo, los huesos son los aparatos de los que la carne es acróbata.

Francis Bacon - Painting 1946 La animalidad esta impresa en la carne grosera, innoble, sórdida y, también, en los seres desgarrados, inacabados y descompuestos que Bacon pinta. Sus figuras –encerradas en una bestial carnalidad– describen las etapas de una metamorfosis que evidencia el aspecto larvario del individuo, que va desde lo informe a lo abyecto: “Eso que la pintura de Bacon conforma es una zona de ‘indiscernibilidad’ entre el hombre y el animal. El hombre deviene animal (…) hasta el punto que la figura más solitaria de Bacon es ya una figura acoplada, el hombre acoplado con su animal”. (7)
http://3.bp.blogspot.com/_nIZprbnXL-s/TAhbdYm3Q_I/AAAAAAAANZs/-_FisNYJbg8/s1600/lightbulboverhead_edited.jpg

Francis Bacon  Por Adolfo Vásquez Rocca

http://i.telegraph.co.uk/multimedia/archive/01210/bacon460_1210789c.jpg

Francis Bacon  Por Adolfo Vásquez Rocca


  • http://www.allpaintings.org/d/141995-1/Francis+Bacon+-+Drinking.jpg

Francis Bacon: El desgarro de la carne Por Adolfo Vásquez Rocca.

http://1.bp.blogspot.com/-BYEPMyCH604/UCQSHtlQfzI/AAAAAAAAIjQ/Wp7f0XMmH0g/s1600/RinaArya_FrancisBacon_PaintinginaGodlessWorld.png

Francis Bacon: El desgarro de la carne Por Adolfo Vásquez Rocca.


  • VÁSQUEZ ROCCA, Adolfo, “FRANCIS BACON; LA DERIVA DEL YO Y EL MISTERIO DE LA CARNE”, En ENFOCARTE, 2008, <http://encontrarte.aporrea.org/media/40/francis%20bacon.pdf>

  • VÁSQUEZ ROCCA, Adolfo, “FRANCIS BACON: LA DERIVA DEL YO Y EL DESGARRO DE LA CARNE”, En ARTE, INDIVIDUO Y SOCIEDAD, ISSN 1131-5598, Nº 18, 2006, pags. 151-164 DOI: Revista de la Facultad de Bellas Artes, UNIVERSIDAD COMPLUTENSE DE MADRID- ISSN 1131-5598

FRANCIS BACON: EL MISTERIO DE LA CARNE


http://1.bp.blogspot.com/-kC4NzAq-nKs/TZDsqTrQNFI/AAAAAAAAHRQ/BbfFXFBxbX8/s1600/FrancisBacon.jpg

Francis Bacon: El desgarro de la carne Por Adolfo Vásquez Rocca.

  • VÁSQUEZ ROCCA, Adolfo, “FRANCIS BACON: LA DERIVA DEL YO Y EL DESGARRO DE LA CARNE”, En ARTE, INDIVIDUO Y SOCIEDAD, ISSN 1131-5598, Nº 18, 2006, pags. 151-164 DOI: Revista de la Facultad de Bellas Artes, UNIVERSIDAD COMPLUTENSE DE MADRID- ISSN 1131-5598
Adolfo Vásquez Rocca PH. D.
adolfovrocca@gmail.com

No hay comentarios: