viernes, 23 de agosto de 2013

DE LA BIOLOGÍA DEL CONOCIMIENTO AL LENGUAJEAR EN HUMBERTO MATURANA _ LA OBJETIVIDAD, UN ARGUMENTO PARA OBLIGAR _ Dr. ADOLFO VÁSQUEZ ROCCA

 
1355201209384-Complutense_Logo_U._Complutense__UCM_Oficial.jpeg


logo_matriztica__grande.png

 

MAGISTER BIOLOGÍA CULTURAL

UNIVERSIDAD MAYOR Y MATRIZTICA
<http://postgrados.umayor.cl/personas/cursos_detalle.cfm?id=8144>
ÁREAS DE INVESTIGACIÓN:
FILOSOFÍA – SOCIOLOGÍA – ESTÉTICA Y CRÍTICA CULTURAL
<http://philosophieliterature.blogspot.com/2013/07/de-la-biologia-del-conocimiento-y-del.html>
DR. ADOLFO VÁSQUEZ ROCCA Y DR. HUMBERTO MATURANA
<http://www.matriztica.cl/>


 
 
BIOLOGÍA DEL CONOCIMIENTO, ESPACIO PSÍQUICO Y BIOLOGÍA CULTURAL EN H.MATURANA
Dr. ADOLFO VÁSQUEZ ROCCA
El espacio psíquico de una comunidad. Co-inspiración Por Adolfo Vásquez Rocca 
 
"DE LA BIOLOGÍA DEL CONOCIMIENTO Y DEL EMOCIONAR A LA CONSTITUCIÓN DE LO HUMANO EN HUMBERTO MATURANA"
Dr. ADOLFO VÁSQUEZ ROCCA ↓





CURSO ESCUELA DE PSICOLOGÍA

BIOLOGÍA DEL CONOCIMIENTO


El Curso se constituye como un espacio de investigación y experimentación a partir de preguntas que dan cuenta del desarrollo continuo de los ámbitos epistemológicos, comprensivos y explicativos que se generan a partir de abstracciones de las coherencias del vivir en los ámbitos generados por la Autopoiesis, la deriva natural, la Biología del conocer, la Biología del amar, el conversar liberador y el habitar biológico-cultural en las organizaciones y Comunidades Humanas. Se esbozan controversias en torno a los sistemas de convivencia y dominios explicativos, la relación del lenguaje con la realidad, el rol constructivo del 'observador', la importancia de la experiencia estética, la reivindicación del emocionar humano y la constitución de lo patológico.
El fundamento de la biología del amor y del conocer está en la ontología del observador –en el reconocimiento del observador como constitutivo de lo observado–. Desde esta perspectiva epistémica unitaria vivir es conocer –y mientras mayor sea la plasticidad estructural de un organismo, mayor será su capacidad de conducta inteligente en la interacción con otros–. De este modo, la experiencia humana se manifiesta en un espacio relacional. Y aunque biológicamente seamos homo sapiens, existimos como seres humanos en un espacio que se constituye en la relación emotiva con los demás.

El origen de la biología del amor está en la ontología del observador que es reconocer al observador como constitutivo de lo observado. Este enfoque ontológico unitario permite explicar los fenómenos relacionados con la vida. Desde esta perspectiva vivir es conocer. De este modo, la experiencia humana se manifiesta en un espacio relacional. Y aunque biológicamente somos homo sapiens, existimos como seres humanos en un espacio que se constituye en la relación con los demás.
De allí que se examinen y recreen los espacios de co-inspiración y colaboración desde el entender cómo el tiempo imaginario que generamos como noción explicativa, opera en el tiempo cero del presente cambiante continuo en del vivir cotidiano, conservando dolores, curiosidades, alegrías que fueron vividas en un pasado, como si estas fuesen validas en el ahora vivido, y por lo tanto dando lugar a sufrimientos y cegueras que no pertenecen al presente siendo vivido ahora.


De allí que se examinen y recreen los espacios de co-inspiración y colaboración en Esferas animadas (Sloterdijk), desde el entender cómo el tiempo imaginario y las explicaciones ficcionales (Nietzsche) que generamos como nociones explicativas (desde el perspectivismo o constructivismo), opera en el tiempo cero del presente cambiante continuo del vivir cotidiano, conservando dolores, asombros y alegrías que fueron vividas en un pasado, como si estas fuesen validas en el ahora vivencial, y por lo tanto dando lugar a sufrimientos y cegueras que no pertenecen al presente efectivo. Existimos en un presente cambiante –en tiempo cero– existimos en el ocurrir de los procesos como arquitecturas dinámicas, y nosotros, observadores, existimos en particular en el presente continuo, de allí que el pasado y futuro sean sólo modos de hablar en perspectiva y cuando atendemos primeramente al pasado o al futuro –vividos como nostalgia o ansiedad– nos enajenamos de nuestro presente, y ello trae sufrimiento y cegueras (remordimientos o temores anticipatorios). Si bien vivimos en el tiempo, el tiempo es un constructo explicativo que usamos para explicar nuestra distinción del propio existir en la experiencia de un fluir irreversible de procesos.


Prof. Dr. Adolfo Vásquez Rocca



El Curso se constituye como un espacio de investigación y experimentación a partir de preguntas que dan cuenta del desarrollo continuo de los ámbitos epistemológicos, comprensivos y explicativos que se generan a partir de abstracciones de las coherencias del vivir en los ámbitos generados por la Autopoiesis, la Deriva Natural, la Biología del Conocer, la Biología del Amar, el Conversar Liberador y el habitar biológico-cultural en las Organizaciones y Comunidades Humanas. Se esbozan controversias en torno a los sistemas de convivencia y dominios explicativos, la relación del lenguaje con la realidad, el rol constructivo del 'observador', la importancia de la experiencia estética, la reivindicación del emocionar humano y la constitución de lo patológico.
El origen de la biología del amor está en la ontología del observador que es reconocer al observador como constitutivo de lo observado. Este enfoque ontológico unitario permite explicar los fenómenos relacionados con la vida. Desde esta perspectiva vivir es conocer. De este modo, la experiencia humana se manifiesta en un espacio relacional. Y aunque biológicamente somos homo sapiens, existimos como seres humanos en un espacio que se constituye en la relación con los demás.
De allí que se examinen y recreen los espacios de co-inspiración y colaboración desde el entender cómo el tiempo imaginario que generamos como noción explicativa, opera en el tiempo cero del presente cambiante continuo en del vivir cotidiano, conservando dolores, curiosidades, alegrías que fueron vividas en un pasado, como si estas fuesen validas en el ahora vivido, y por lo tanto dando lugar a sufrimientos y cegueras que no pertenecen al presente siendo vivido ahora.


BIOLOGÍA DEL CONOCIMIENTO, ESPACIO PSÍQUICO Y BIOLOGÍA CULTURAL EN HUMBERTO MATURANA
Dr. ADOLFO VÁSQUEZ ROCCA
El espacio psíquico de una comunidad. Co-inspiración


1.- Una cultura surge como una red cerrada de conversaciones. Un espacio nacional, por ejemplo, tiene una cultura particular con una red cerrada de conversaciones que uno conserva de manera consciente o inconsciente. Una familia tiene su propia cultura con una red cerrada de conversaciones que se conservan en el ejercicio de vivir. De allí que cuando se revela esa red de conversaciones y se reflexiona sobre ella, es posible orientarla de manera distinta.
Los seres humanos, justamente porque existimos en el lenguaje, podemos modificar cualquier situación si reflexionamos; el problema está en que reflexionar es un acto de incertidumbre, detenerse y decirse “tal vez las cosas no sean como yo pienso que son”. En el momento en que uno hace esto se ve a sí mismo desde afuera.
La cultura en que vivimos está llena de “verdades” y certezas, y cada uno posee una certidumbre de la cual quiere convencer a los demás. Soltar las propias creencias es un acto de desapego enormemente difícil, que requiere de una humildad esencial para poder escuchar desidentificadamente, sin expectativas respecto a que el otro valide lo que yo pienso, sin creer que tenemos la verdad.http://www.mcafestival.cl/portal/images/stories/ximena-humberto.jpg

 

Espacio psíquico autónomo

- En Matríztica se busca dar cuenta de los espacios relacionales, de los espacios psíquicos de una comunidad. Es una configuración de deseos, esperanzas, inclusiones o exclusiones, temores, enamoramientos, etc. que constituyen y tejen la red de una cultura, aquel convivir que denominamos espacio psíquico porque tiene que ver con el ámbito relacional.
Pienso que debemos preguntarnos cuál es la fuente de nuestros “haceres” en la convivencia del presente, la competencia, el progreso, el crecimiento, el éxito, etc. Todas esas visiones son lineales, pero el mundo natural no funciona así; esas visiones siempre generarán desarmonía, porque llevan a la destrucción de la dinámica cíclica de todos los procesos biológicos de los cuales somos parte.
Competencia versus colaboración: el fin del liderazgo vertical (patriarcal) y el inicio de la era de la co-inspiración1 y la colaboración.
Las emociones no son fenómenos de la interioridad de los seres vivos, no son invisibles, son ámbitos de conductas posibles, los cuales surgen momento a momento desde un trasfondo de disposiciones corporales dinámicas, o configuraciones de sentires, como ahora dicen junto a Ximena Dávila. Es decir desde la emoción de la ternura son posibles muchas conductas diferentes, pero no cualquiera, los golpes violentos por ejemplo. Estos son posibles desde la emoción de la agresión, desde la cual a su ves no son posibles las conductas de caricia afectiva.

http://revista.cienciajoven.cl/prueba/wp-content/uploads/2013/06/matriztica-parque-01.jpg

El Origen De Lo Humano Por Humberto Maturana



Lo humano surge, en la historia evolutiva del linaje homínido a que pertenecemos, al surgir el lenguaje.


En el ámbito biológico una especie es un linaje, o sistema de linajes, constituido como tal al conservarse de manera transgeneracional en la historia reproductiva de una serie de organismos, un modo de vivir particular. Como todo ser vivo existe como un sistema dinámico en continuo cambio estructural, el modo de vivir que define a una especie, a un linaje, o a un sistema de linajes, se da como una configuración dinámica de relaciones entre el ser vivo y el medio que se extiende en su ontogenia desde su concepción hasta su muerte. A tal modo de vivir o configuración dinámica de relaciones ontogénicas entre el ser vivo y el medio, que al conservarse transgeneracionalmente en una sucesión reproductiva de organismos constituye y define la identidad de un sistema de linajes, Jorge Mpodozis y yo lo llamamos fenotipo ontogénico. El fenotipo ontogénico no está determinado genéticamente, pues, como modo de vivir que se desenvuelve en la ontogenia o historia individual de cada organismo, es un fenotipo, y como tal se da en esa historia individual necesariamente como un presente que resulta generado en cada instante en un proceso epigenético. Lo que la constitución genética de un organismo determina en el momento de su concepción es un ámbito de ontogenias posibles en el cual su historia de interacciones con el medio realizará una en un proceso de epigénesis. Debido a esto, al constituirse un sistema de linajes, el genotipo o constitución genética de los organismos que lo constituyen, queda suelto y puede variar mientras tales variaciones no interfieran con la conservación del fenotipo ontogénico que define al sistema de linajes. Por esto mismo, si en un momento de la historia reproductiva que constituye un linaje cambia el fenotipo ontogénico que se conserva, desde allí para adelante cambia la identidad del linaje o surge un nuevo linaje como una nueva forma o especie de organismos paralela al anterior. En estas circunstancias, para comprender lo que sucede en la historia de cambio evolutivo de cualquier clase de organismos, es necesario encontrar el fen0tipo ol1togénico que se conserva en ella y el1 torno al cual se producen dichos cambios. Así, para comprender la historia evolutiva que da origen a lo humano, es necesario primero mirar el modo de vida que al conservarse en el sistema de linajes homínido hace posible el origen del lenguaje, y luego mirar al nuevo modo de vida que surge con el lenguaje, y que al conservarse establece el linaje particular a que nosotros los seres humanos modernos pertenecemos. Consideremos esto por un momento:


a) El origen del lenguaje, como un dominio de coordinaciones conductuales consensuales, exige una historia de encuentros recurrentes en la aceptación mutua intensos y prolongados (ver Maturana, 1978, 1988).


b) Lo sabemos de nuestros ancestros que vivieron en África hace tres y medio millones de años indica que tenían un modo de vivir centrado en la recolección, en el compartir alimentos, en la colaboración de machos y hembras en la crianza de los niños, en una convivencia sensual y en una sexualidad de encuentro frontal, en el ámbito de grupos pequeños formados por unos pocos adultos más jóvenes y niños.


c) El modo de vida indicado en b), y que aún conservamos en lo fundamental, ofrece todo lo que se requiere, primero, para el origen del lenguaje, segundo, para que en el surgimiento de éste se constituya el conversar cómo entrecruzamiento del lenguajear y el emocionar (ver Maturana, 1988) y, tercero, para que con la inclusión del conversar como otro elemento a conservar en el modo de vivir homínido se constituya el fenotipo ontogénico particular que define al sistema de linajes al que nosotros, los seres humanos modernos pertenecemos.


d) el que los chimpancés y los gorilas actuales, cuyo cerebro es de un tamaño comparable al de nuestros ancestros, puedan ser incorporados al lenguaje mediante la convivencia con ellos en Ameslan (American Sign Languaje), sugiere que el cerebro de nuestros ancestros de hace tres millones de años debe haber sido ya adecuado para éste. Lo que diferencia al linaje homínido de otros linajes de primates es un modo de vida en el que el compartir alimentos, con todo lo que esto implica de cercanía, aceptación mutua y coordinaciones de acciones en el pasarse cosas de unos a otros, juega un rol central. Es el modo de vida homínido lo que hace posible el lenguaje, y es el amor, como la emoción que constituye el espacio de acciones en que se da el modo de vivir homínido, la emoción central en la historia evolutiva que nos da origen. El que esto es así, es aparente en el hecho de que la mayor parte de las enfermedades humanas, somáticas y psíquicas, pertenecen al ámbito de interferencias con e1 amor. El modo de vivir propiamente humano, sin embargo, se constituye, como ya dije, cuando se agrega el conversar al modo de vivir homínido y comienza a conservarse el entrecruzamiento del lenguajear con el emocionar como parte del fenotipo ontogénico que nos define. Al surgir el modo de vida propiamente humano, el conversar como acción pertenece al ámbito emocional en que surge el lenguaje como modo de estar en las coordinaciones de acciones en la intimidad de la convivencia sensual y sexual. Que esto es así, es aparente de varias maneras.


a) en las imágenes táctiles que usamos para referirnos a lo que nos pasa con las voces en el habla. Así decimos que una voz puede ser suave, acariciante o dura;


b) en los cambios fisiológicos, hormonales, por ejemplo, que nos desencadenamos mutuamente en el habla, y


c) en el placer que tenemos en el conversar y en el movernos en el lenguajear.




¿Cuándo habrían comenzado el lenguajear y el conversar en nuestra historia evolutiva? El enorme compromiso estructural actual de nuestro sistema nervioso, de nuestra laringe, de nuestro rostro, así como otros aspectos de nuestro cuerpo, con el habla como nuestro modo más fundamental de estar en el lenguaje, indica que el lenguajear sonoro tiene que haber comenzado hace ya varios millones de años; a mi parecer, entre dos y tres.


Las realidades


La existencia humana en el lenguaje configura muchos dominios de realidad, cada uno constituido como un dominio de coherencias operacionales explicativas. Estos distintos dominios de realidad son también dominios de quehacer que generamos en la convivencia con el otro y que, como redes de conversaciones (redes de coordinaciones de acciones y emociones), constituyen todos nuestros ámbitos, modos y sistemas (instituciones) de existencia humana. En estas circunstancias la realidad en cualquier dominio es una proposición explicativa de la experiencia humana.




Las emociones


Lo que distinguimos cuando hablamos de emociones es el dominio de acciones en que el organismo observado se mueve. De aquí que yo diga que las emociones corresponden a disposiciones corporales que especifican el dominio de acciones en que se mueve un organismo, también digo que las distintas acciones humanas quedan definidas por la emoción que las sustenta y que todo lo que hacemos lo hacemos desde una emoción. Por esto, aunque lo humano surge en la historia evolutiva a que pertenecemos al surgir el lenguaje, se constituye, de hecho, como tal en la conservación de un modo de vivir particular en el que e1 compartir alimentos, la colaboración de machos y hembras en la crianza de los niños y el encuentro sensual individualizado recurrente se dan en el entrelazamiento del lenguajear y el emocionar que es el conversar. En otras palabras, todo quehacer humano se da en el conversar y lo que en el vivir de los seres humanos no se da en el conversar no es quehacer humano. Así, al mismo tiempo, como todo quehacer humano se da desde una emoción, nada humano ocurre fuera del entrelazamiento del lenguajear con el emocionar, y, por lo tanto, lo humano se vive siempre desde una emoción, aun el más excelso y puro razonar. Finalmente, el emocionar en cuya conservación sé constituye lo humano al surgir el lenguaje, se centra en e1 placer de la convivencia, en la aceptación del otro junto a uno, es decir, en el amor, que es la emoción que constituye el espacio de acciones en el que aceptamos al otro en la cercanía de la convivencia. El que tal amor sea la emoción que funda en el origen de lo humano el goce del conversar que nos caracteriza, hace que tanto nuestro bienestar como nuestro sufrimiento dependan de nuestro conversar, y se originen y terminen en él.




Lo racional


En la experiencia cotidiana la razón o la racionalidad nos aparece como una propiedad constitutiva de la conciencia humana. En la historia evolutiva humana, sin embargo, el razonar surge con el lenguaje en las regularidades de su operar. Por esto lo racional o la racionalidad humana es una distinción que un observador hace del fluir en las coherencias del discurso en el lenguaje, cuando puede decir que éste ocurre sin confundir dominios. De esto resulta que, todo dominio o sistema racional sea un sistema de coherencias en el lenguaje que se constituye a partir de un conjunto de premisas básicas aceptadas como válidas a priori. De esto resulta también:


a) que un argumento es racionalmente válido sólo en el dominio racional constituido por las premisas básicas que lo sustentan;


b) que quien acepta un argumento como racionalmente válido acepta implícita o explícitamente las premisas básicas que constituyen el dominio racional en que tal argumento tiene validez;


c) que en la medida que las premisas básicas que definen un dominio o sistema racional son aceptadas a priori, lo son desde las preferencias del que las acepta, y


d) que el dominio racional en que opera un observador depende de su emocionar al moverse de la aceptación de unas premisas básicas a otras, según sus preferencias del momento. En la vida cotidiana nos movemos de un dominio racional á otro en el curso de nuestro emocionar, muchas veces sin darnos cuenta. Por esto, el fluir de los discursos racionales en las interacciones humanas dependen del fluir emocional de las conversaciones en que éstas se dan. Esto corrientemente no lo vemos porque corrientemente somos ciegos a nuestro emocionar. En suma, la validez de nuestros argumentos racionales no depende de nuestras emociones, pero e1 dominio racional en que nos encontramos en cada instante al conversar, sí.




Conclusiones


El darse cuenta de que los seres humanos existimos como tales en el entrecruzamiento de muchas conversaciones en muchos dominios operacionales distintos que configuran muchos dominios de realidades diferentes. Es particularmente significativo porque nos permite recuperar lo emocional como un ámbito fundamental de lo humano. En la historia evolutiva se configura lo humano con el conversar al surgir el lenguaje como un operar recursivo en las coordinaciones conductuales consensuales que se da en el ámbito de un modo particular de vivir en el fluir del coemocionar de los miembros del grupo particular de primates bípedos a que pertenecemos. Por esto, al surgir el conversar con el surgimiento del lenguaje en el ámbito operacional de la aceptación mutua (amor) en estos primates, lo humano queda fundado constitutivamente con la participación básica del emocionar y en particular del amor. En la fantasía de la cultura patriarcal a que pertenecemos en Occidente, y que ahora parece expandirse por todos los ámbitos de la tierra, las emociones han sido desvalorizadas en favor de la razón como si ésta pudiese existir con independencia o en contraposición a ellas. El reconocer que lo humano se realiza en el conversar como entrecruzamiento del lenguajear y el emocionar que surge con el lenguaje, nos entrega la posibilidad de reintegrarnos en estas dos dimensiones con una comprensión más total de los procesos que nos constituyen en nuestro ser cotidiano, así como la posibilidad de respetar en su legitimidad a estos dos aspectos de nuestro ser. Desde pequeños se nos dice que debemos controlar o negar nuestras emociones porque éstas dan origen a la arbitrariedad de lo no racional. Ahora sabemos que esto no debe ser así. En el conversar surge también lo racional como el modo de estar en el fluir de las coherencias operacionales de las coordinaciones conductuales consensuales del lenguajear. Sin embargo, la efectividad del razonar en el guiar las coordinaciones de acciones en el quehacer técnico; nos ciega ante el fundamento no racional de todo dominio racional, y transforma, desde su pretensión de no arbitrariedad, a cualquier afirmación racional en una petición de obediencia a otro que limita nuestras posibilidades de reflexión porque nos impide vernos en la dinámica emocional del conversar. Esto es importante para la comprensión de lo humano y lo racional, porque, aunque parezca extraño, al hacernos cargo de la participación de las emociones como fundamento de cualquier sistema racional en el fluir del conversar, obtenemos el verdadero valor de la razón en la comprensión de lo humano.


Y esto es así, porque ahora sabemos que debemos darnos cuenta de nuestras emociones y conocerlas en su fluir, cuando queremos que muestra conducta sea en efecto racional desde la comprensión de la racional. Finalmente, el darse cuenta del entrelazamiento entre el emocionar y el lenguajear que todo conversar y, por lo tanto, que todo quehacer humano es, da fundamento a la comprensión de dos dimensiones adicionales del ser humano, esto es, la responsabilidad y la libertad:


a) somos responsables en el momento en que en nuestra reflexión nos damos cuenta de si queremos o no queremos las consecuencias de nuestras acciones, y


b) somos libres en el momento en que en nuestras reflexiones; sobre nuestro
quehacer nos damos cuenta de si queremos o no queremos nuestro querer o no querer las consecuencias de nuestras acciones. Al ser responsables y libres, el curso de nuestras acciones pasa espontáneamente a depender de nuestros deseos y del darnos cuenta de ellos y de esto. En estas circunstancias, tal vez lo más iluminador de estas reflexiones sobre la realidad y la razón esté en el darse cuenta de que la comprensión racional de lo más fundamental del vivir humano, que esta en la responsabilidad y la libertad, surge desde la reflexión sobre el emocionar que nos muestra el fundamento no racional de lo racional.

http://admin.americaeconomia.com/sites/default/files/imagecache/foto_inline/wysiwyg_imageupload/25/_dsc6712.jpg


De la Biología del Conocimiento a la Biología Cultural
FILOSOFÍA FUNDAMENTAL, ESFEREOLOGÍA Y MOMENTO POSMODERNO.
    [BIOLOGÍA CULTURAL]
    Dr. Adolfo Vásquez Rocca
  • PLAN DE CURSO E INVESTIGACIÓN
    Contenidos y Áreas de Investigación – Acción
AREÁS: FILOSOFÍA – SOCIOLOGÍA – ESTÉTICA Y CRÍTICA CULTURAL
Paper – Profundización – Filosofía Espontánea – 

FILOSOFÍA FUNDAMENTAL,
ÁREAS DE INVESTIGACIÓN-ACCIÓN.
Documento 1 
ESFEREOLOGÍA Y MOMENTO
POSMODERNO.
AREÁS: FILOSOFÍA – SOCIOLOGÍA
– ESTÉTICA Y CRÍTICA CULTURAL
          Dr. Adolfo Vásquez Rocca
MAGISTER BIOLOGÍA CULTURAL


http://cdn.slidesharecdn.com/ss_thumbnails/antropologadelcuerpoymedicinacrticadelencarnizamientoteraputicoalconceptodemuerteclnicajugandoaserdiosesdr-adolfovsquezrocca-130704200017-phpapp01-thumbnail-4.jpg

DR. ADOLFO VÁSQUEZ ROCCA

1ª PARTE

Ponencia [Paper]
SLOTERDIJK: FENOMENOLOGÍA ESFEROLÓGICA Y ONTOGÉNESIS DE LOS ESPACIOS HUMANOS”1
DISCRETAS OBSESIONES TELECOMUNICATIVAS, CONCIERTO DE TRANSFERENCIAS E HISTORIA DE LA FASCINACIÓN DE PROXIMIDAD.

¿Dónde estamos cuando estamos en el mundo?


BIOLOGÍA CULTURAL: PETER SLOTERDIJK Y HUMBERTO MATURANA: ESFERAS, ANTROPOTECNICAS Y AUTOPOIESIS. FUNDAMENTOS OLVIDADOS DE LO HUMANO Dr. ADOLFO VÁSQUEZ ROCCA


DE LA BIOLOGÍA DEL CONOCIMIENTO Y DEL EMOCIONAR A LA CONSTITUCIÓN DE LO HUMANO EN HUMBERTO MATURANA; OBSERVACIONES DESDE SLOTERDIJK. Dr. ADOLFO VÁSQUEZ ROCCA

La era de la co-inspiración y la colaboración.

NIETZSCHE Y MATURANA: DE LA VOLUNTAD DE PODER A BIOLOGÍA DEL EMOCIONAR; UNA APROXIMACIÓN ESTÉTICO-EPISTEMOLÓGICA A LA CONCEPCIÓN BIOLÓGICA DE LO LITERARIO”.


1   Cuando hay conversaciones de coinspiración, es decir conversaciones que surgen desde el placer de co-crear junto a los otros los espacios de convivencia posibles desde la armonización y calibración de los deseos comunes, la democracia -en un sentido genérico- como fundamento de la política ciudadana se gesta espontaneamente dando lugar al habitar social, ámbito de la mutua aceptación y el mutuo respeto.



Ponencia [Paper]

“SLOTERDIJK: FENOMENOLOGÍA ESFEROLÓGICA Y ONTOGÉNESIS DE LOS ESPACIOS HUMANOS”1
DISCRETAS OBSESIONES TELECOMUNICATIVAS, CONCIERTO DE TRANSFERENCIAS E HISTORIA DE LA FASCINACIÓN DE PROXIMIDAD.
¿Dónde estamos cuando estamos en el mundo?


Humberto_Maturana_y_Dr_Adolfo_Vasquez_Rocca___Matriztica_.jpeg

Referencia:

- VÁSQUEZ ROCCA, Adolfo, "SLOTERDIJK: SECRETOS BIZARROS DE FREUD, DISCRETAS OBSESIONES TELECOMUNICATIVAS Y PRIMERAS FORMACIONES DE PSICOLOGÍA PROFUNDA EUROPEAS", En NÓMADAS, Revista Crítica de Ciencias Sociales y Jurídicas - Universidad Complutense de Madrid, NÓMADAS. 31 - (I) 31 | Julio-Diciembre 2011, pp. 339-368.
<http://www.ucm.es/info/nomadas/31/adolfovasquezrocca_2.pdf>

1.- Microesferas íntimas y úteros fantásticos para masas infantilizadas.
2..- Microsferología: Burbujas, arqueología de lo íntimo y morfología del espacio compartido.
3.- Concierto de transferencias e historia de la fascinación de proximidad.
4.- Los cerebros como medios primordiales; Modelos de comunicación oculto-arcaicos y moderno-ilustrados
5.- Neuroglobalización, estresores y prácticas psico-inmunológicas"
6.- Peter Sloterdijk: Experimentos con uno mismo; Ensayos de intoxicación voluntaria e inmunología especulativa.



Biología del Emocionar y constitución de lo humano en Humberto Maturana.


A continuación se examinará la convergencia de la perspectiva desarrollada por el Dr. Humberto Maturana –en su Biología del Emocionar1– con los planteamientos de Sloterdijk aquí expuestos.


En primer término Maturana sienta las bases del surgir de lo humano:
  • Lo humano surge en la historia evolutiva que pertenecemos al surgir el lenguaje.
  • Las distintas acciones humanas quedan definidas por la emoción que las sustenta y que todo lo que hacemos lo hacemos desde una emoción.
  • El darse cuenta de que los seres humanos existimos como tales en el entrecruzamiento de muchas conversaciones en muchos dominios operacionales distintos que configuran muchos dominios de realidades diferentes, es particularmente significativo porque nos permite recuperar lo emocional como un ámbito fundamental de lo humano.
Ahora bien, aunque lo humano surge en la historia evolutiva que pertenecemos al surgir el lenguaje, se constituye, de hecho, como tal en la conservación de un modo de vivir particular en que el compartir alimentos, la colaboración de machos y hembras en la crianza de los niños y el encuentro sensual individualizado recurrente, se dan en el entrelazamiento del lenguajear y el emocionar que es el conversar. En otras palabras, todo quehacer humano se da en el conversar, y en lo que el vivir de los seres humanos no se da en el conversar no es quehacer humano. Así, al mismo tiempo, como todo quehacer humano se da desde una emoción, nada humano ocurre fuera del entrelazamiento del lenguajear con el emocionar, y, por lo tanto, lo humano se vive siempre desde una emoción, aún es el más excelso y puro razonar.
Finalmente, el emocionar en cuya conservación se constituye lo humano al surgir el lenguaje, se centra en el placer de la convivencia, en la aceptación del otro junto a uno, es decir, en el amor, que es la emoción que constituye el espacio de acciones en el que aceptamos al otro en la cercanía de la convivencia. El que el amor sea la emoción que funda en el origen de lo humano el goce del conversar que nos caracteriza, hace que tanto nuestro bienestar como nuestro sufrimiento dependan de nuestro conversar, y se originen y terminen en él.
Las emociones fluyen continuamente, impregnando nuestro vivir, determinando todas nuestras acciones y conductas, incluso nuestro razonar.
Así como el viento arrastra las nubes, una respiración específica produce una emoción básica específica: alegría, tristeza, rabia, miedo, erotismo, ternura.
Las emociones se viven como dominios de conductas relacionales y constituyen el fundamento de todo nuestro de todo nuestro quehacer. No sólo eso. Todo razonar ocurre como un constructo coherente a partir de ciertas premisas o puntos de partida que se aceptan a priori desde la emoción que se vive en el instante de razonar. Esto es, las emociones no constituyen interferencias con nuestro ser racional, sino que le dan a nuestro razonar sentido y significado relacional. Pero como fenómenos de nuestro ser biológico, nuestro emocionar surge en nuestro fluir fisiológico en la relación, y se puede evocar desde la modulación de la corporalidad, particularmente desde la modulación de los ritmos respiratorios. Tal evocación permite darse cuenta del propio emocionar, e inspirar, en el espectador, cierta emoción, como ocurre en la representación teatral.
Así Maturana reflexiona sobre el emocionar y su evocación desde el respirar. Las emociones corresponden a disposiciones corporales que especifican el dominio de acciones en que se mueve un organismo. Las distintas acciones humanas quedan definidas por la emoción que las sustenta y que todo lo que hacemos lo hacemos desde una emoción. Por esto, aunque lo humano surge en la historia evolutiva que pertenecemos al surgir el lenguaje, se constituye, de hecho, como tal en la conservación de un modo de vivir particular en que el compartir alimentos, la colaboración de machos y hembras en la crianza de los niños y el encuentro sensual individualizado recurrente, se dan en el entrelazamiento del lenguajear y el emocionar que es el conversar2. Es así como el emocionar en cuya conservación se constituye lo humano al surgir el lenguaje, se centra en el placer de la convivencia, en el amor, que es la emoción que constituye el espacio de acciones en el que aceptamos al otro en la cercanía de la convivencia.
Ahora, el darse cuenta de que los seres humanos existimos como tales en el entrecruzamiento de muchas conversaciones en muchos dominios operacionales distintos que configuran muchos dominios de realidades diferentes, es particularmente significativo porque nos permite recuperar lo emocional como un ámbito fundamental de lo humano. Este punto es epistemológicamente relevante para evidenciar –desde una matriz biológica-cultural disidente– “la fantasía de la cultura patriarcal a que pertenecemos en Occidente, y que ahora parece expandirse por todos los ámbitos de la tierra, las emociones han sido desvalorizadas en favor de la razón como si ésta pudiese existir con independencia o en contraposición a ellas”.3

http://2.bp.blogspot.com/--3-B3DejSps/UeMm6z_HVYI/AAAAAAAAIyU/TDxoveQP6GI/s640/Postgrado+Biologia+Cultural+II+_+Universidad+Mayor+y+Matriztica+_+Adolfo+V%C3%A1squez+Rocca+PHD.+_+Dr.+Humberto+Maturana+_+y+Ximena+Davila+_2013.jpeg



Bibliografía:

  • MATURANA, Humberto. Origen de lo Humano en la Biología de la intimidad. Ed. Instituto de Terapia Cognitiva, Santiago.
  • MATURANA, Humberto, Verden-Zoller, G. Amore e Gioco. Ed. Marsilio, Venecia.
  • MATURANA, Humberto. Desde La Biología a la Psicología. Paperback, 2004.
  • MATURANA, Humberto. Sentido de Lo Humano. Paperback, 2009.

LO RACIONAL
En la experiencia cotidiana, la razón o la racionalidad nos aparece como una propiedad constitutiva de la conciencia humana.
En la historia evolutiva humana, sin embargo, el razonar surge con el lenguaje en las regularidades de su operar. Por esto, lo racional o la racionalidad humana es una distinción que un observador hace del fluir en las coherencias del discurso en el lenguaje, cuando puede decir que éste ocurre sin confundir dominios. De esto resulta que todo dominio o sistema racional sea un sistema de coherencias en el lenguaje, cuando puede decir que éste ocurre sin confundir dominios. De esto resulta que todo dominio o sistema racional sea un sistema de coherencias en el lenguaje que se constituye a partir de un conjunto de premisas básicas aceptadas como válidas a priori.

De esto resulta también que :

a) un argumento es racionalmente válido sólo en el dominio racional constituido por las premisas básicas que lo sustentan;

b)quien acepta un argumento como racionalmemnte válido acepta implícuita o explícitamente las premisa básicas que constituyen el dominio racional en que tal argumento tiene validez

c)en la medida que las premisas básicas que definen un dominio o sistema racional son aceptadas a priori, lo son desde las preferencias del que las acepta, y

d)el dominio racional en que opera un observador depende de su emocionar al moverse de la aceptación de unas premisas básicas a otras, según sus preferencias del momento.
En la vida cotidiana nos movemos de un dominio racional a otro en el curso de nuestro emocionar, muchas veces sin darnos cuenta. Por esto, el fluir de los discursos racionales en las interacciones humanas depende del fluir emocional de las conversaciones en que éstas se dan. Esto a menudo no lo vemos porque corrientemente somos ciegos a nuestro emocionar. En suma, la validez de nuestros argumentos racionales no depende de nuestras emociones, pero el dominio racional en que nos encontramos en cada instante al conversar, sí.

Conclusiones

El darse cuenta de que los seres humanos existimos como tales en el entrecruzamiento de muchas conversaciones en muchos dominios operacionales distintos que configuran muchos dominios de realidades diferentes, es particularmente significativo porque nos permite recuperar lo emocional como un ámbito fundamental de lo humano.
En la historia evolutiva se configura lo humano con el conversar, al surgir el lenguaje como un operar recursivo en las coordinaciones conductuales consensuales que se da en el ámbito de un modo particular de vivir en el fluir del coemocionar de los miembros del grupo particular de primates bípedos a que pertenecemos. Por esto, al surgir el conversar con el surgimiento del lenguaje en el ámbito de la aceptación mutua (amor) en estos primates, lo humano queda fundado constitutivamente con la participación básica del emocionar y en particular del amor. En la fantasía de la cultura patriarcal a que pertenecemos en Occidente, y que ahora parece expandirse por todos los ámbitos de la tierra, las emociones han sido desvalorizadas en favor de la razón como si ésta pudiese existir con independencia o en contraposición a ellas.
El reconocer que lo humano se realiza en el conversar como entrecruzamiento del lenguaje y el emocionar que surge con el lenguaje, nos entrega, la posibilidad de reintegrarnos en estas dos dimensiones con una comprensión más total de los procesos que nos constituyen en nuestro ser cotidiano , así como la posibilidad de respetar en su legitimidad a estos dos aspectos de nuestro ser.
Desde pequeños se nos dice que debemos controlar o negar nuestras emociones porque éstas dan origen a la arbitrariedad de lo no racional. Ahora sabemos que esto no debe ser así. En el conversar surge también lo racional como el modo de estar en el fluir de las coherencias operacionales de las coordinaciones conductuales consensuales del lenguajear. Sin embargo , la efectividad del razonar en el guiar las coordinaciones de acciones en el quehacer técnico nos ciega ante el fundamento no racional de todo dominio racional, y transforma, desde su pretensión de no arbitrariedad, a cualquier afirmación racional en una petición de obediencia al otro que limita nuestras posibilidades de reflexión, porque nos impide vernos en la dinámica emocional del conversar.
Esto es importante para la comprensión de lo humano y lo racional porque aunque parezca extraño, al hacernos cargo de la participación de las emociones como fundamento de cualquier sistema racional en el fluir del conversar obtenemos el verdadero valor de la razón en la comprensión de lo humano. Y esto es así, porque ahora sabemos que debemos darnos cuenta de nuestras emociones y conocerlas en su fluir, cuando queremos que nuestra conducta sea en efecto racional desde la comprensión de lo racional.

Finalmente, el darse cuenta del entrelazamiento entre el emocionar y el lenguajear que todo conversar y, por lo tanto, que todo quehacer humano es, de fundamento a la comprensión de dos dimensiones adicionales del ser humano, esto es, la responsabilidad y la libertad: a) somos responsables en el momento en que en nuestra reflexión nos damos cuenta de si queremos o no queremos las consecuencias de nuestras acciones, y b) somos libres en el momento en que en nuestras reflexiones sobre nuestro quehacer nos damos cuenta de si queremos o no queremos nuestro querer o no querer las consecuencias de nuestras acciones. Al ser responsables y libres, el curso de nuestras acciones pasa espontáneamente a depender de nuestros deseos y del darnos cuenta de ellos y de eso.
En estas circunstancias, tal vez lo más iluminador de estas reflexiones sobre la realidad y la razón esté en el darse cuenta de que la comprensión racional de lo más fundamental del vivir humano, que está en la responsabilidad y la libertad, surge desde la reflexión sobre el emocionar que nos muestra el fundamento no racional de lo racional.
1MATURANA, H. - BLOCH, S., Biología del Emocionar y Alba Emoting. Respiración y Emoción. Bailando juntos, Dolmen Emociones, 1996, Santiago.
2LENGUAJE Y REALIDAD; EL ORIGEN DE LO HUMANO, p. 99


3 p. 100


Dr_Adolfo_Vasquez_Rocca___Clase_Magistral_Trienal_.jpeg

DIÁLOGO:
Preguntas y Diálogo con Alumnos del Magister
Excursos - Laboratorio de problemas
Elucidaciones, Conclusiones, Perplejidades


Humberto_Maturana_y_Dr._Adolfo_Vasquez_Rocca_Escuela_Matriztica_de_Santiago___Seminario_Sloterdijk_2___70.jpeg


2ª PARTE
Simulación Gnoseológica
A.- El Momento Posmoderno

Sensibilidad Posmoderna, Metarrelatos y pensamiento débil
[Wittgenstein – Nietzsche – Feyerabend - Maturana – Rorty – Vattimo – Bauman]
B.- Dominios y Ejes→ Conocer – Explicar – Dominar ↓
- La Emoción en la construcción de la Teoría
- La noción de Problema y la Función terapéutica de la Filosofía [Teoría de los juegos de lenguaje]. Conversar Liberador.
- Nietzsche : De la voluntad de ficción al pathos de la verdad. - Aproximación estético-epistemológica a la concepción biológica de lo literario.
- Coloquio, Elucidaciones, Conclusiones, Perplejidades


Dr. Adolfo Vásquez Rocca.


- "DE LA BIOLOGÍA DEL CONOCIMIENTO Y DEL EMOCIONAR A LA CONSTITUCIÓN DE LO HUMANO EN HUMBERTO MATURANA"
Dr. ADOLFO VÁSQUEZ ROCCA
<http://philosophieliterature.blogspot.com/2013/07/de-la-biologia-del-conocimiento-y-del.html>

SLOTERDIJK_Peter___ESFERAS_Libro_Trilogia___Adolfo_Vasquez_Rocca___UCM_.png




LIBROS:



        PLAN DE CURSO E INVESTIGACIÓN
        AREÁS: FILOSOFÍA – SOCIOLOGÍA – ESTÉTICA Y CRÍTICA CULTURAL


LIBRO: PETER SLOTERDIJK, ESFERAS I Burbujas , II Globos , III, Espumas ↓
PETER SLOTERDIJK, ESFERAS I Burbujas. Microsferología; ESFERAS II Globos, Macrosferologia; ESFERAS III Espumas Esferología plural.
Biblioteca de Ensayo (Serie Mayor) Ediciones Siruela
LIBRO:
- Adolfo Vásquez Rocca, "
PETER SLOTERDIJK 'ESFERAS, HELADA CÓSMICA Y POLÍTICAS DE CLIMATIZACIÓN " , Colección Novatores, Nº 28, Editorial de la Institución Alfons el Magnànim (IAM), Valencia, España, 2008. Ver eBook
<
http://books.google.cl/books?id=EsT1-WkomvcC&printsec=frontcover#v=onepage&q&f=false>
© De esta Edición: Institució Alfons el Magnànim.
Diputación de Valencia, 2007
Director: Ricard Bellveser
Colección Novatores
Diseño de la cubierta: Quinto A. Estudio Gráfico
221 páginas
I.S.B.N.: 978-84-7822-523-1
Depósito legal: V-2888-2008
Imprime: Imprenta de Valencia
Disponible: en la distribuidora ADONAY info@adonay.com
Tel. 902 154 643 Fax: 962 521 739
Contacto con Autor:
adolfovrocca@gmail.com
Reseña 2: Libro: "Peter Sloterdijk; Esferas, Helada cósmica y Políticas de Climatización", Presentación del Libro Sociedad Asturiana de Filosofía <http://www.revistadefilosofia.com/26-82.pdf>
LIBRO: PETER SLOTERDIJK, ESFERAS I Burbujas , II Globos , III, Espumas ↓

http://1.bp.blogspot.com/_MTMW0wRxmLE/TI2piUVAxXI/AAAAAAAAArI/UUaAiEP_kyQ/s400/Adolfo+vasquez+rocca.jpg
LIBRO: PETER SLOTERDIJK, ESFERAS I Burbujas , II Globos , III, Espumas ↓

LIBRO:
VÁSQUEZ ROCCA, Adolfo, "PETER SLOTERDIJK 'ESFERAS, HELADA CÓSMICA Y POLÍTICAS DE CLIMATIZACIÓN " , Colección Novatores, Nº 28, Editorial de la Institución Alfons el Magnànim (IAM), Valencia, España, 2008. ↓
© De esta edición: Institució Alfons el Magnànim.
Diputación de Valencia, 2007
Director: Ricard Bellveser
Colección Novatores
Diseño de la cubierta: Quinto A. Estudio Gráfico
221 páginas
I.S.B.N.: 978-84-7822-523-1
Depósito legal: V-2888-2008
Imprime: Imprenta de Valencia
Disponible: en la distribuidora ADONAY info@adonay.com
Tel. 902 154 643 Fax: 962 521 739
Contacto con Autor: adolfovrocca@gmail.com
- Reseña 1:
  • Reseña 2:
  • Dr. Adolfo Vásquez Rocca Libro: "Peter Sloterdijk; Esferas, Helada cósmica y Políticas de Climatización", Presentación del Libro Sociedad Asturiana de Filosofía
Contacto con Autor: adolfovrocca@gmail.com



Adolfo_V_squez_Rocca___Filosof_a_Contempor_nea_Alemana_Stern_65_Red_.0.png







1366329398445-Sigmund_Freud_1926___Adolfo_Vasquez_Rocca_PHD._Seminario.jpg





"DE LA BIOLOGÍA DEL CONOCIMIENTO Y DEL EMOCIONAR A LA CONSTITUCIÓN DE LO HUMANO EN HUMBERTO MATURANA"
Dr. ADOLFO VÁSQUEZ ROCCA ↓








FILOSOFÍA FUNDAMENTAL,
ÁREAS DE INVESTIGACIÓN-ACCIÓN.
Documento 1 
ESFEREOLOGÍA Y MOMENTO
POSMODERNO.
AREÁS: FILOSOFÍA – SOCIOLOGÍA
– ESTÉTICA Y CRÍTICA CULTURAL
          Dr. Adolfo Vásquez Rocca
MAGISTER BIOLOGÍA CULTURAL




DR. ADOLFO VÁSQUEZ ROCCA

1ª PARTE

Ponencia [Paper]
SLOTERDIJK: FENOMENOLOGÍA ESFEROLÓGICA Y ONTOGÉNESIS DE LOS ESPACIOS HUMANOS”1
DISCRETAS OBSESIONES TELECOMUNICATIVAS, CONCIERTO DE TRANSFERENCIAS E HISTORIA DE LA FASCINACIÓN DE PROXIMIDAD.

¿Dónde estamos cuando estamos en el mundo?


PONENCIA

ABSTRACT:



Esferas gravita alrededor de los espacios de coexistencia que se pasan por alto o se consideran comúnmente como dados encubriendo así la información crucial para desarrollar una comprensión de cómo son los seres humanos. La exploración de las esferas comienza con la diferencia básica que existe entre los mamíferos y otros animales; la comodidad biológica y utópica que los seres humanos intentan reconstruir mediante la ciencia, la ideología y la religión. De estas microesferas (relaciones ontológicas del tipo feto-placenta) a las macro-esferas (los macro-úteros, estructuras políticas que adoptan la forma de naciones o de Estados), Sloterdijk analiza así las esferas donde los seres humanos intentan sin éxito morar y refiere a una conexión entre crisis vital (como la separación narcisista) y las crisis que se generan cuando una esfera estalla.
El planteamiento de Sloterdijk gira en torno a la “arqueología de lo íntimo” para plantear una concepción muy diferente de la intimidad a la que estamos habituados.
Sloterdijk a través de su trilogía “Esferas”2 desarrolla una particular “fenomenología esferológica”. El punto de partida del autor es que el ser humano vive siempre es un espacio animado y experimentado, conformado por esferas, un espacio nada neutro, y que abarca desde nuestra más cercana intimidad hasta la lejanía cósmica. El objetivo fundamental que pretende es probar que el “ser-en-esferas” (es decir, con matices, el “ser-en-el-mundo” heideggeriano) es la relación fundamental para el ser humano, una relación que debe afirmarse y reconstruirse en cada momento frente a los conflictos que azotan desde Fuera3 (desde las exterioridades que exhalan un frío para el que los hombres no están preparados). Habitar consiste básicamente en “formar esferas, creaciones espaciales, sistémico-inmunológicamente afectivas, para seres estáticos en los que opera el exterior”.
Hablar de las esferas no sólo significa, pues, desarrollar una teoría de la intimidad simbiótica y del surrealismo de la pareja. Es verdad que la teoría de las esferas comienza, por su objeto, como psicología de la formación interior de espacio a partir de correlaciones dúplice-únicas, pero se desarrolla necesariamente hasta convertirse en una teoría general de los receptáculos autógenos.4
El primer volumen de Esferas, “Burbujas”, trata de lo que Sloterdijk denomina unidades microesféricas, que constituyen los aspectos más íntimos dentro de cada ser humano y dentro de las relaciones de los seres humanos entre si. No somos más que seres mediamáticos (mediales) que provenimos de un espacio interior íntimo y por tanto, más tarde o temprano, somos propensos a crear nuestros propios espacios para buscar cobijo frente a la exterioridad a la que somos arrojados. Nunca estamos solos, formamos parte de una intimidad co-subjetiva, que Sloterdijk describe como “abovedamientos” o receptáculos autógenos. Describe, de este modo: 1.- la subjetividad cardial-cordial (relación entre corazones); 2.- la esfera interfacial (relación entre rostros); 3.- la posición amniótica del feto (ginecología de la madre como cobijo primario); 4.- el desdoblamiento placental (los nacimientos son siempre de dos, después del bebé siempre hay un segundo en forma de placenta); 5.- las figuras culturales de las doble alma, 6.- la evocación psicoacústica del yo-mismo y, 7.- la relación entre Dios y el alma. En todos esos espacios íntimos no siempre predomina la armonía, sino que aparecen con frecuencia conflictos, crisis y catástrofes que hay que intentar superar.
1Abstract y Fragmentos Ponencia [Paper]: “Sloterdijk: Fenomenología Esferológica y Ontogénesis de los Espacios Humanos”. Dr. Adolfo Vásquez Rocca
2SLOTERDIJK, Peter, Esferas, : “Burbujas”, (1998), “Globos” (1999) y ”Espumas” (2004),
3VÁSQUEZ ROCCA, Adolfo, "Peter Sloterdijk; Esferas, Helada cósmica y Políticas de Climatización", Colección Novatores, Nº 28, Editorial de la Institución Alfons el Magnànim (IAM), Valencia, España, 2008.
4“Ésta suministra la forma abstracta de todas las inmunologías (…) Bajo el signo de las esferas se plantea al final también la pregunta por la forma de las creaciones políticas de universo en general” Ref. SLOTERDIJK, Peter, Esferas I, Burbujas – Microsferología: Introducción; Los Aliados o La comuna exhalada. Ediciones Siruela, Madrid, 2003, pp. 64-65





Dr. Adolfo Vásquez Rocca


Doctor en Filosofía por la PUCV y la Universidad Complutense de Madrid. Profesor Escuela de Psicología Director de Revista Observaciones Filosóficas. Profesor Asociado al Grupo Theoria – Proyecto europeo de Investigaciones de Postgrado –UCM.  Eastern Mediterranean University - Academia.edu. Académico Investigador de la Vicerrectoría de Investigación y Postgrado, Universidad Andrés Bello. –Investigador Asociado de la Escuela Matríztica de Santiago –dirigida por el Dr. Humberto Maturana. Consultor Experto del Consejo Nacional de Innovación para la Competitividad (CNIC) –Profesor adjunto Postgrado Magíster en Biología-Cultural, Matríztica y 
Universidad Mayor 2013.
PONENCIA:
SLOTERDIJK: FENOMENOLOGÍA ESFEROLÓGICA Y 
ONTOGÉNESIS DE LOS ESPACIOS HUMANOS”
 
DISCRETAS OBSESIONES TELECOMUNICATIVAS, CONCIERTO DE TRANSFERENCIAS E HISTORIA DE LA FASCINACIÓN DE PROXIMIDAD.
Dr. Adolfo Vásquez Rocca


1.- Microesferas íntimas y úteros fantásticos para masas infantilizadas.
2.- Introducción a la Trilogía Esferas: Burbujas, Globos y Espumas.
3.- Metoikesis, el humano potencial de traslado y la metáfora de la errancia.
4.- Microsferología: Burbujas, arqueología de lo íntimo y morfología del espacio compartido.
5.- Macroesferas: Espacio tanatológico, duelo esférico y disposición melancólica.
6.- Psicopolítica, masas desespiritualizadas y Mundo interior del Capital.
7.- Concierto de transferencias e historia de la fascinación de proximidad.
8.- Los cerebros como medios primordiales; Modelos de comunicación oculto-arcaicos y moderno-ilustrados
9.- La Idea freudiana de transferencia, mesmerismo y psicoanálisis
10.- Seres humanos en el círculo mágico.
11.- Discretas obsesiones telecomunicativas y Neuroglobalización
12.- Neuroglobalización, estresores y prácticas psico-inmunológicas"
13.- Sloterdijk y el imaginario de la Globalización; mundo sincrónico y conciertos de transferencias
14.- Peter Sloterdijk: Temblores de aire, atmoterrorismo y crepúsculo de la inmunidad.
15.- Peter Sloterdijk: Experimentos con uno mismo; Ensayos de intoxicación voluntaria e inmunología especulativa.

DIÁLOGO:

Preguntas y Diálogo con Alumnos del Magister
Lectura comentada – Excursos - Laboratorio de problemas
Coloquio, Elucidaciones, Conclusiones, Perplejidades


2ª PARTE



EXPOSICIÓN → CLASE
Simulación Gnoseológica – Diálogo y análisis de problemas

CONTENIDOS:
A.
  • El Momento Posmoderno
  • Sensibilidad Posmoderna, Metarrelatos y pensamiento débil
    [Wittgenstein – Nietzsche – Feyerabend - Maturana – Rorty – Vattimo – Bauman]
    B.
        • Dominios y Ejes:
        • Conocer – Explicar – Dominar ↓
        • La Emoción en la construcción de la Teoría
        • La noción de Problema y la Función terapéutica de la Filosofía [Teoría de los juegos de lenguaje]. Conversar Liberador.
        • Nietzsche : De la voluntad de ficción al pathos de la verdad. Aproximación estético-epistemológica a la concepción biológica de lo literario.
        • Coloquio, Elucidaciones, Conclusiones, Perplejidades

                                 Dr. Adolfo Vásquez Rocca




  • FILOSOFÍA FUNDAMENTAL, ESFEREOLOGÍA Y MOMENTO POSMODERNO.
    [BIOLOGÍA CULTURAL]
    Dr. Adolfo Vásquez Rocca
  • PLAN DE CURSO E INVESTIGACIÓN
    Contenidos y Áreas de Investigación – Acción
AREÁS: FILOSOFÍA – SOCIOLOGÍA – ESTÉTICA Y CRÍTICA CULTURAL
Paper – Profundización – Filosofía Espontánea – 
Proyectos de TESIS

1.- El irracionalismo y los maestros de la sospecha
2.- Schopenhauer – El Mundo como voluntad y representación
3.- El pesimismo metafísico. La vida como dolor; la voluntad torturada
4.- Schopenhauer y Nietzsche – De la voluntad de vivir a voluntad de poder
5.- Nietzsche; Genealogía de la moral y voluntad de poder
6.- La influencia de Nietzsche sobre Freud
7.- Negociación, culpa y crueldad; de Nietzsche a Freud
8.- El concepto de filosofía y la noción de problema en Wittgenstein
9.- Wittgenstein y la función terapéutica de la Filosofía
10.- Foucault: las formas de la subjetividad
11.- Foucault: Microfísica del poder - Tecnologías del yo.
12.- Los Anormales y el El nacimiento de la clínica.
13.- Psicopatología, arte y delito
14.- Derrida y la Deconstrucción: La diseminación y los Márgenes de la filosofía. La escritura y la diferencia.
15.- La voluntad de ilusión en Nietzsche y Derrida
16.- Rorty y el Neo-pragmatismo; De la contingencia del lenguaje a la contingencia del yo.
17.- Heidegger El olvido del ser: la vuelta del pensar
18.- Ser y Tiempo. El ser-en-el mundo. El habla. El cuidado del ser. Angustia y ser para la muerte.
19.- Jean-Luc Nancy: La metáforas del cuerpo. Nueva carne, cuerpo sin órganos y escatología de la enfermedad.
20.- El intruso: Reflexiones sobre la alteridad.
21.- J-L. Nancy: El Psicoanálisis y el Sentido del Mundo. Cómo crece el desierto (Nihilismo)
22.- Sloterdijk ESFERAS: Fenomenología Esferológica y Ontogénesis de los Espacios Humanos”
23.- Peter Sloterdijk; Esferas, helada cósmica y políticas de climatización
24.- Sloterdijk: Secretos bizarros de Freud, discretas obsesiones telecomunicativas y primeras formaciones de psicología profunda europeas.
25.- Sloterdijk; El hombre como experimento sonoro y metafísico animal de la ausencia. El olvido del ser desde todos los altavoces.
26.- Peter Sloterdijk: Normas y disturbios en el parque humano o la crisis del humanismo como utopía y escuela de domesticación.
27.- El Post-humanismo: sus fuentes teológicas y sus medios técnicos.
28.- Polémica Sloterdijk – Habermas; Biopolítica y El proyecto Zaratustra
29.- La Filosofía en el Fin-de-Siècle

Dr. Adolfo Vásquez Rocca 
http://4.bp.blogspot.com/-YmchDN59umM/UHmR_opyXZI/AAAAAAAAGTQ/Ok6tOstkAR8/s320/101_1921.JPG





  • BIBLIOGRAFÍA
    LECTURAS SUGERIDAS:


VÁSQUEZ ROCCA, Adolfo Libro (Impreso): PETER SLOTERDIJK; ESFERAS, HELADA CÓSMICA Y POLÍTICAS DE CLIMATIZACIÓN, Colección Novatores, Nº 28, Editorial  de la Institución Alfons el Magnànim (IAM), Valencia, España,  2008. 221 páginas | I.S.B.N.: 978-84-7822-523-1


LIBROS:


PLAN DE CURSO E INVESTIGACIÓN





Dr. Adolfo Vásquez Rocca

Contacto: E-mail: adolfovrocca@gmail.com

BIOLOGÍA CULTURAL: PETER SLOTERDIJK Y HUMBERTO MATURANA: ESFERAS, ANTROPOTECNICAS Y AUTOPOIESIS. FUNDAMENTOS OLVIDADOS DE LO HUMANO Dr. ADOLFO VÁSQUEZ ROCCA





http://farm4.staticflickr.com/3729/9130147351_49caf17693_z.jpg

Filosofía como teoría erótica. Entrevista a Adolfo Vásquez Rocca

 

BIOLOGÍA CULTURAL: PETER SLOTERDIJK Y HUMBERTO MATURANA: ESFERAS, ANTROPOTECNICAS Y AUTOPOIESIS. FUNDAMENTOS OLVIDADOS DE LO HUMANO Dr. ADOLFO VÁSQUEZ ROCCA 

 



http://farm8.staticflickr.com/7188/6924258061_2155ae11f4_b.jpg

Adolfo Vasquez Rocca | Universidad Complutense de Madrid

Dr. Adolfo Vásquez Rocca
Doctor en Filosofía por la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso; Postgrado Universidad Complutense de Madrid, Departamento de Filosofía IV, mención Filosofía Contemporánea y Estética. Profesor de Postgrado del Instituto de Filosofía de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso; Profesor de Antropología y Estética en el Departamento de Artes y Humanidades de la Universidad Andrés Bello UNAB. Profesor de la Escuela de Periodismo, Profesor Adjunto Escuela de Psicología y de la Facultad de Arquitectura UNAB Santiago. Profesor PEL Programa Especial de Licenciatura en Diseño, UNAB – DUOC UC  – En octubre de 2006 y 2007 es invitado por la 'Fundación Hombre y Mundo' y la UNAM a dictar un Ciclo de Conferencias en México.  –Miembro del Consejo Editorial Internacional de la 'Fundación Ética Mundial' de México. Director del Consejo Consultivo Internacional de 'Konvergencias', Revista de Filosofía y Culturas en Diálogo, Argentina.  Miembro del Consejo Editorial Internacional de Revista Praxis –Facultad de Filosofía y Letras, Universidad Nacional UNA, Costa Rica. Miembro del Conselho Editorial da Humanidades em Revista, Universidade Regional do Noroeste do Estado do Rio Grande do Sul, Brasil y del Cuerpo Editorial de Sophia –Revista de Filosofía de la Pontificia Universidad Católica del Ecuador–.  –Secretario Ejecutivo de Revista Philosophica  PUCV. –Asesor Consultivo de Enfocarte –Revista de Arte y Literatura– Cataluña / Gijón, Asturias, España. –Miembro del Consejo Editorial Internacional de 'Reflexiones Marginales' –Revista de la Facultad de Filosofía y Letras UNAM. –Editor Asociado de Societarts, Revista de artes y humanidades, adscrita a la Universidad Autónoma de Baja California. –Miembro del Comité Editorial de International Journal of Safety and Security in Tourism and Hospitality, publicación científica de la Universidad de Palermo. –Miembro Titular del Consejo Editorial Internacional de Errancia,  Revista de Psicoanálisis, Teoría Crítica y Cultura –UNAM– Universidad Nacional Autónoma de México. –Miembro del Consejo Editorial de Revista “Campos en Ciencias Sociales”, Universidad Santo Tomás  © , Bogotá, Colombia. –Miembro de la Federación Internacional de Archivos Fílmicos (FIAF) con sede en Bruselas, Bélgica.  Director de Revista Observaciones Filosóficas. Profesor visitante en la Maestría en Filosofía de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla. – Profesor visitante Florida Christian University USA y Profesor Asociado al Grupo TheoriaProyecto europeo de Investigaciones de Postgrado –UCM.  Eastern Mediterranean University - Academia.edu. Académico Investigador de la Vicerrectoría de Investigación y Postgrado, Universidad Andrés Bello. –Investigador Asociado y Profesor adjunto de la Escuela Matríztica de Santiago –dirigida por el Dr. Humberto Maturana. Consultor Experto del Consejo Nacional de Innovación para la Competitividad (CNIC)– Artista conceptual. Crítico de Arte. Ha publicado el Libro: Peter Sloterdijk; Esferas, helada cósmica y políticas de climatización, Colección Novatores, Nº 28, Editorial  de la Institución Alfons el Magnànim (IAM), Valencia, España,  2008.  Invitado especial a la International Conference de la Trienal de Arquitectura de Lisboa | Lisbon Architecture Triennale 2011. Traducido al Francés - Publicado en la sección  Architecture de la Anthologie: Le Néant Dans la Pensée Contemporaine . Publications du Centre Français d'Iconologie Comparée CFIC, Bès Editions , París, ©  2012. Profesor de Postgrado, Magister en Biología-Cultural, Escuela Matríztica de Santiago y Universidad Mayor 2013.


PUBLICACIONES

Publicaciones Internacionales Catalogadas en DIALNET Directorio de Publicaciones Científicas Hispanoamericanas

http://dialnet.unirioja.es/servlet/autor?codigo=1053859


Publications Scientific

http://de.scientificcommons.org/adolfo_v%C3%A1squez_rocca


Biblioteket og Aarhus Universitet, Denmark | Det Humanistiske Fakultet

http://www.statsbiblioteket.dk/


BIBLIOTECA UNI>ERSIA –  Unesco -  CSIC

http://biblioteca.universia.net/search.do?q=Adolfo+V%C3%A1squez+Rocca


BIOLOGÍA CULTURAL: PETER SLOTERDIJK Y HUMBERTO MATURANA: ESFERAS, ANTROPOTECNICAS Y AUTOPOIESIS. FUNDAMENTOS OLVIDADOS DE LO HUMANO Dr. ADOLFO VÁSQUEZ ROCCA




 
Dr. Adolfo Vásquez Rocca  y Humberto Maturana- Eastern Mediterranean University
http://emui.academia.edu/AdolfoVasquezRocca


Biblioteca Universidad Complutense de Madrid
Revistas Científicas Complutenses


Directorio de recursos digitales - Ministerio de Cultura, España


Biblioteca Asociación Filosófica UI

http://www.uruguaypiensa.org.uy/categoria_144_1_1.html


Eastern Mediterranean University - Academia.edu

http://emui.academia.edu/AdolfoVasquezRocca

logo_matriztica__grande.png

Publicaciones Indexadas en la Revista Complutense - Nómadas. Revista Crítica de Ciencias Sociales y Jurídicas UCM+Madrid - Dr. Adolfo Vásquez Rocca

Dr. Adolfo Vásquez Rocca – Filosofía Contemporánea Investigación: Peter Sloterdijk

Philosophy & Art: Pinterests Design

https://pinterest.com/adolfovrocca/

http://farm4.static.flickr.com/3099/3161375108_ac9eca0b7d.jpg?v=0

ADOLFO VÁSQUEZ ROCCA PH.D. - CURRICULUM ACADÉMICO


http://www.linkedin.com/pub/adolfo-vasquez-rocca/25/502/21a

Adolfo Vasquez Rocca Filosofía Contemporánea y Psicología
Dr. Adolfo Vásquez Rocca
Pontificia Universidad Católica de Valparaíso
Universidad Andrés Bello UNAB
Universidad Complutense de Madrid
Eastern Mediterranean University - Academia.edu


E-mail:
adolfovrocca@gmail.com





BIOLOGÍA CULTURAL: PETER SLOTERDIJK Y HUMBERTO MATURANA: ESFERAS, ANTROPOTECNICAS Y AUTOPOIESIS. FUNDAMENTOS OLVIDADOS DE LO HUMANO Dr. ADOLFO VÁSQUEZ ROCCA


DE LA BIOLOGÍA DEL CONOCIMIENTO Y DEL EMOCIONAR A LA CONSTITUCIÓN DE LO HUMANO EN HUMBERTO MATURANA Dr. ADOLFO VÁSQUEZ ROCCA

http://www.espacioblog.com/myfiles/mauriciobertero/maturana.jpg
1348320668048-Complutense_Logo_U._Complutense__UCM_Oficial.jpeg

FILOSOFÍA DE LA CIENCIA; ‘OBJETIVIDAD’ Y TEORÍA DEL CONOCIMIENTO por Adolfo Vásquez Rocca


http://www.futuro.cl/wp-content/blogs.dir/122/files/2012/10/humberto-maturana.jpg


logo_matriztica__grande.png

HUMBERTO MATURANA

EMOCIONES Y LENGUAJE EN

EDUCACION Y

POLITICA
Dr. Adolfo Vásquez Rocca


 
Artículo de Referencia:

VÁSQUEZ ROCCA, Adolfo, "Nietzsche: De la voluntad de ficción al pathos de la verdad. Aproximación estético-epistemológica a la concepción biológica de lo literario", En NÓMADAS, Revista Crítica de Ciencias Sociales y Jurídicas - Universidad Complutense de Madrid, NÓMADAS. 36 | Julio-Diciembre 2012-2013 (II) pp. 315-338
http://www.theoria.eu/nomadas/36/adolfovrocca.pdf



LA BIOLOGÍA DEL CONOCIMIENTO DE HUMBERTO MATURANA Por Adolfo Vásquez Rocca PHD.

logo-EMS.jpg

http://sphotos-c.ak.fbcdn.net/hphotos-ak-ash4/300272_319357934856572_505521179_n.jpg

Biología Cultural Humberto Maturana Matriztica y Dr. Adolfo Vásquez Rocca


     
       INTRODUCCIÓN
       Dr. Adolfo Vásquez Rocca
  E-mail: adolfovrocca@gmail.com  

        


La Emoción en la Construcción de la Teoría; Crítica a la pretensión de objetividad en el conocimiento1

Nosotros hablamos como si lo racional tuviese un fundamento trascendental que le da validez universal independiente de lo que nosotros hacemos como seres vivos. Eso no es así. Todo sistema racional se funda en premisas fundamentales aceptadas a priori, aceptadas porque sí, aceptadas porque a uno le gustan, aceptadas porque uno las acepta simplemente desde sus preferencias. Y eso es así en cualquier dominio, ya sea el de las matemáticas, el de la física, el de la química, el de la economía, el de la filosofía, o el de la literatura. Todo sistema racional se funda en premisas o nociones fundamentales que uno acepta como puntos de partida porque quiere hacerlo y con las cuales opera en su construcción.






https://fbcdn-sphotos-a-a.akamaihd.net/hphotos-ak-ash4/1001171_465566293534842_1433578457_n.jpg

Las distintas ideologías políticas también se fundan en premisas que uno acepta como válidas y trata como evidentes de partida porque quiere hacerlo. Y si uno esgrime razones para justificar la adopción de esas premisas, el sistema racional que justifica esas razones se funda en premisas aceptadas porque sí, porque uno consciente o inconscientemente así lo quiere.


    El pesimismo metafísico de Schopenhauer se fundan en su biografía y tiñen su filosofía. Toda gran filosofía no es sino las confesiones – conscientes o inadvertidas de su autor. Así como la afirmación de la Gran Salud, a través de la voluntad de poder propugnada por Nietzsche no es sino una 'formación reactiva' que se entiende desde su biografía, desde su condición de hombre que padeció el deterioro de su salud desde muy joven.

Dr. Adolfo Vásquez Rocca



http://4.bp.blogspot.com/-M2h-Jh2yI_0/T4rVVihP7AI/AAAAAAAAEJQ/8VBMa-Ms7Go/s1600/Adolfo+Vasquez+Rocca+Arte.jpg 

Observen ustedes que existen dos tipos de discusiones entre las personas. Hay discusiones, desacuerdos, que se resuelven sin que uno vaya más allá de ponerse colorado. Si yo digo que dos por dos es igual a cinco y ustedes me dicen: “¡no hombre, no es así! Mira, la multiplicación se hace de esta manera”, mostrándome cómo se constituye la multiplicación, yo a lo más digo, “¡ah! de veras, tienes toda la razón, disculpa”. Si esto ocurre, lo peor que me puede pasar es que me ponga colorado y tenga un poco de vergüenza. También puede ser que no me importe nada, porque el desacuerdo no tiene nada más que un fundamento lógico ya que sólo hubo un error al aplicar ciertas premisas o ciertas reglas operacionales que yo y el otro aceptábamos. Nuestro desacuerdo era trivial; pertenecía a la lógica.


http://elproceso.blogspirit.com/images/medium_Maturana.jpg
Nunca nos enojamos cuando el desacuerdo es sólo lógico, es decir, cuando el desacuerdo surge de un error al aplicar las coherencias operacionales derivadas de premisas fundamentales aceptadas por todas las personas en desacuerdo. Pero hay otras discusiones en las cuales nos enojamos (es el caso de todas las discusiones ideológicas); esto ocurre cuando la diferencia está en las premisas fundamentales que cada uno tiene. Esos desacuerdos siempre traen consigo un remezón emocional, porque los participantes en el desacuerdo viven su desacuerdo como amenazas existenciales recíprocas.
Desacuerdos en las premisas fundamentales son situaciones que amenazan la vida ya que el otro le niega a uno los fundamentos de su pensar y la coherencia racional de su existencia. Por eso existen disputas que jamás se van a resolver en el plano en que se plantean. Por ejemplo, la guerra en Irlanda del Norte no tiene solución a menos que un acto declarativo saque a ambos bandos del espacio religioso donde, dentro de los fundamentos de una creencia, niegan los fundamentos de la otra, y los lleve a un dominio de mutuo respeto. No basta con que se reúnan a conversar los bandos oponentes desde la tolerancia al error del otro. Si lo hacen así, terminarán peleándose, porque ambos bandos están defendiendo sistemas que, aunque coherentes en sí, tienen premisas fundamentales diferentes que se excluyen mutuamente, y que sus cultores aceptan o rechazan no desde la razón sino que desde la emoción: las premisas fundamentales de una ideología o de una religión se aceptan a priori y, por lo tanto, no tienen fundamento racional. Más aún, si uno llega a proponer un argumento racional

Maturana_y_Adolfo_V_squez_Rocca_Magister_en_Biolog_a_Cultural___Matriztica_y_Universidad_Mayor_.png
 
Para escoger estas u otras premisas, reclamando para su sistema ideológico un fundamento racional, uno lo hace ciego a lo dicho más arriba, esto es, lo hace ciego al hecho de que las premisas fundamentales últimas que fundamentan la racionalidad del argumento convincente las aceptamos a priori. Por esto, no podernos pretender una justificación trascendente para nuestro actuar al decir: “esto es racional”. Todo argumento sin error lógico es obviamente racional para aquel que acepta las premisas fundamentales en que éste se funda.
Lo humano se constituye en el entrelazamiento de lo emocional con lo racional. Lo racional se constituye en las coherencias operacionales de los sistemas argumentativos que construimos en el lenguaje para defender o justificar nuestras acciones. Corrientemente vivimos nuestros argumentos racionales sin hacer referencia a las emociones en que se fundan, porque no sabemos que ellos y todas nuestras acciones tienen un fundamento emocional, y creemos que tal condición sería una limitación a nuestro ser racional. Pero ¿es el fundamento emocional de lo racional una limitación? No, muy por el contrario.

Objetividad y relaciones humanas.

En la vida cotidiana, consciente o inconscientemente, nos movemos en los dos caminos explicativos mencionados. En el momento en que uno se junta con personas que pertenecen al dominio de aceptación mutua en que uno se mueve, como cuando uno se reúne con sus amigos, uno opera en la no imposición de una “objetividad” -que de todos modos sería ilusoria. . Esto es así porque en estos casos no importa lo que los otros opinen o piensen, o los intereses que tengan, o si se mueven en dominios de coherencias de acción diferentes a los de uno, uno los acepta sin duda alguna. En el camino explicativo del pluralismo no hay verdad absoluta ni verdad relativa sino muchas verdades diferentes en muchos dominios distintos. En este camino explicativo hay muchos dominios distintos de realidad como distintos dominios explicativos de la experiencia fundados en distintas coherencias operacionales y como tales, todos son legítimos en su origen, aunque no iguales en su contenido, y no igualmente deseables para vivirlos. En el camino explicativo de la objetividad entre paréntesis el que a uno le guste la física y al otro la biología, o el que uno sea cristiano y el otro musulmán, no crea una dinámica de negación en la convivencia, no excluye al otro.

1 Precisamente, por su carácter elemental y muy didáctico aquí me permito citar algunas tesis expuestas y divulgadas por el Prof. Dr. H. Maturana, en “Emociones y Lenguaje en Educación y Política”. En esta Bitácora para mis Cátedra de Epistemologia y Filosofía de la Ciencia (con mi particular interés en las conexiones con la Estética Contemporánea iré agregando Artículos y Textos de mi producción intelectual -que en su oportunidad he ido elaborando al hilo de las clases impartidas en estos últimos años en Universidades de Santiago y Valparaíso, así como en Congresos y Conferencias internacionales.




Humberto_Maturana_y_Dr_Adolfo_Vasquez_Rocca___Matriztica_.jpeg

Biología Cultural Humberto Maturana Matriztica y Dr. Adolfo Vásquez Rocca


ESCUELA DE PSICOLOGÍA
Dr. Adolfo Vásquez Rocca

Adolfo_Vasquez_Rocca_PHD._Clase_Psicolog_a_y_Filosof_a_Curso_2000__700_AAA_Sepia__Logo_y_Sloterdijk_.jpeg
CURSO:
MATURANA Y NIETZSCHE: DE LA BIOLOGÍA DEL EMOCIONAR AL HOMBRE COMO ANIMAL DE FICCIONES; UNA APROXIMACIÓN ESTÉTICO-PSICOLÓGICA AL FENÓMENO DE LO HUMANO”.

Prof. Dr. Adolfo Vásquez Rocca

DESCRIPTOR:
El Curso se constituye como un espacio de investigación y experimentación a partir de preguntas que dan cuenta del desarrollo continuo de los ámbitos epistemológicos, comprensivos y explicativos que se generan a partir de abstracciones de las coherencias del vivir en los ámbitos generados por la Autopoiesis, la deriva natural, la Biología del conocer, la Biología del amar, el conversar liberador y el habitar biológico-cultural en las organizaciones y Comunidades Humanas. Se esbozan controversias en torno a los sistemas de convivencia y dominios explicativos, la relación del lenguaje con la realidad, el rol constructivo del 'observador', la importancia de la experiencia estética, la reivindicación del emocionar humano y la constitución de lo patológico.
El fundamento de la biología del amor y del conocer está en la ontología del observador –en el reconocer al observador como constitutivo de lo observado–. Desde esta perspectiva epistémica unitaria vivir es conocer –y mientras mayor sea la plasticidad estructural de un organismo, mayor será su capacidad de conducta inteligente en la interacción con otros–. De este modo, la experiencia humana se manifiesta en un espacio relacional. Y aunque biológicamente seamos homo sapiens, existimos como seres humanos en un espacio que se constituye en la relación emotiva con los demás.
De allí que se examinen y recreen los espacios de co-inspiración y colaboración en Esferas animadas (Sloterdijk), desde el entender cómo el tiempo imaginario y las explicaciones ficcionales (Nietzsche) que generamos como nociones explicativas (desde el perspectivismo o constructivismo), opera en el tiempo cero del presente cambiante continuo del vivir cotidiano, conservando dolores, asombros y alegrías que fueron vividas en un pasado, como si estas fuesen validas en el ahora vivencial, y por lo tanto dando lugar a sufrimientos y cegueras que no pertenecen al presente efectivo. Existimos en un presente cambiante –en tiempo cero– existimos en el ocurrir de los procesos como arquitecturas dinámicas, y nosotros, observadores, existimos en particular en el presente continuo, de allí que el pasado y futuro sean sólo modos de hablar en perspectiva y cuando atendemos primeramente al pasado o al futuro –vividos como nostalgia o ansiedad– nos enajenamos de nuestro presente, y ello trae sufrimiento y cegueras (remordimientos o temores anticipatorios). Si bien vivimos en el tiempo, el tiempo es un constructo explicativo que usamos para explicar nuestra distinción del propio existir en la experiencia de un fluir irreversible de procesos.
Prof. Dr. Adolfo Vásquez Rocca
MATURANA Y NIETZSCHE: DE LA BIOLOGÍA DEL EMOCIONAR AL HOMBRE COMO ANIMAL DE FICCIONES; UNA APROXIMACIÓN ESTÉTICO-PSICOLÓGICA AL FENÓMENO DE LO HUMANO”.
Prof. Dr. Adolfo Vásquez Rocca

http://kunstbegriff.files.wordpress.com/2013/01/orianavillalobos_adolfovasquezroccaph-d.jpg
  • METODOLOGÍA:
  • Simulación gnoseológica → Laboratorio de Problemas → Exposiciones y Discusión socializada.
  • Clases Teóricas y Análisis de Bibliografía especializada → De Fuentes directas: Nietzsche y Maturana.
  • Conversaciones y diálogo con el Dr. Humberto Maturana (En asociación con la Escuela Matriztica de Santiago] Conferencias y Coloquios.

logo-EMS.jpg

 
BIBLIOGRAFÍA DE REFERENCIA:

- NIETZSCHE, Friedrich,
Sobre verdad y mentira en sentido extramoral (1873); Madrid, Tecnos,1996.

  • NIETZSCHE, Friedrich , (1882) La gaya ciencia ( Die fröhliche Wissenschaft), Editorial EDAF, S.A., 2002, Madrid.

  • MATURANA, Humberto y BLOCH A., Susana, Biología del Emocionar y Alba Emoting; respiración y emoción, Editorial Dolmen, Santiago, 1996,

  • MATURANA, Humberto, Emociones y Lenguaje en Educación y Política, Ed. Dolmen Ensayo. 10ª Edición, Santiago, 2001.

  • MATURANA, Humberto, Desde la Biología a la Psicología, Editorial Universitaria, Santiago, 2008

  • VAIHINGER, Hans,La voluntad de ilusión en Nietzsche. *Este ensayo se publicó originalmente con el títuloNietzsche und seine Lehre von bewusst gewollten Schein (Der Wille zum Schein), como parte del apéndice del libro de Hans Vaihinger Die Philosophie des Als Ob. System der theoretischen, praktischen und religiosen Fiktionen der Menschheit auf Grund eines idealistischen Positivismus. Mit einem Anhang über Kant und Nietzsche [La filosofía delcomo si. Sistema de las ficciones teóricas, prácticas y religiosas de la humanidad fundado en un positivismo idealista. Con un anexo sobre Kant y Nietzsche], 2.ª ed, Reuther und Reichardt, Berlín, 1913, pp. 771-790.

  • FOUCAULT, Michel. (1971): “Nietzsche, la généalogie, l’histoire”, en Dits et écrits (vol. 2, 1970-1975), París : Gallimard, 2001


LIBROS

MATURANA, Humberto, (1990) Emociones y lenguaje en educación y política. Santiago, Ediciones Pedagógicas Chilenas, colección Hachette/ Comunicaciones, 1990,

MATURANA, Humberto, El sentido de lo humano. Santiago, Ediciones Pedagógicas Chilenas, colección Hachette/Comunicación, Santiago, 1991

MATURANA, Humberto, (1993) Biología del conocer , The Newfield Group, 1993

MATURANA, Humberto, La democracia es una obra de arte. Colombia, Cooperativa Editorial Magisterio, 1994.

MATURANA, Humberto, Desde la biología a la psicología. Santiago, Editorial Universitaria, 1995.

MATURANA, Humberto, La realidad ¿Objetiva o construida? (fundamentos biológicos de la realidad). Santiago, Editorial Anthropos, U. Iberoamericana, 1995.

Maturana, 1997 Marurana, Humberto, La objetividad, un argumento para obligar. Santiago, Dolmen Ediciones, 1997, 149 pp.

MATURANA-BLOCH,1995 Maturana, Humberto; Bloch, Susana, Biología del emocionar y el Alba emoting, entrelazando lenguaje y emociones. Santiago, Dolmen ediciones, 1995.

MATURANA-VARELA, (1972), De máquinas y seres vivos. Santiago, Editorial Universitaria, 1972.

MATURANA-VARELA, (1990) El árbol del conocimiento. Santiago, Editorial Universitaria, 1990.

MATURANA-VERDEN-ZÖLLER, (1993) Amor y juego, fundamentos olvidados de lo humano, desde el patriarcado a la democracia, Editorial Instituto de Terapia Cognitiva, Santiago, 1993.

https://fbcdn-sphotos-h-a.akamaihd.net/hphotos-ak-prn2/c0.0.851.315/p851x315/1146303_202987736535972_828201905_o.jpg

Prof. Dr. Adolfo Vásquez Rocca
Escuela de Psicología UNAB

http://2.bp.blogspot.com/-Cyo_Ei9ftiU/UAdz-JZra9I/AAAAAAAAFpA/NixSzra2HUk/s1600/Adolfo+Vasquez+Rocca+Cafe+Libro+_+Fondo+007+700+_7+.JPG
Doctor en Filosofía por la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso; Postgrado Universidad Complutense de Madrid, Departamento de Filosofía IV, mención Filosofía Contemporánea y Estética. Profesor de Postgrado del Instituto de Filosofía de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso; Profesor de Antropología y Estética en el Departamento de Artes y Humanidades de la Universidad Andrés Bello UNAB. Profesor de la Escuela de Periodismo, Profesor Adjunto Escuela de Psicología y de la Facultad de Arquitectura UNAB Santiago. Profesor PEL Programa Especial de Licenciatura en Diseño, UNAB – DUOC UC  – En octubre de 2006 y 2007 es invitado por la 'Fundación Hombre y Mundo' y la UNAM a dictar un Ciclo de Conferencias en México.  –Miembro del Consejo Editorial Internacional de la 'Fundación Ética Mundial' de México. Director del Consejo Consultivo Internacional de 'Konvergencias', Revista de Filosofía y Culturas en Diálogo, Argentina.  Miembro del Consejo Editorial Internacional de Revista Praxis –Facultad de Filosofía y Letras, Universidad Nacional UNA, Costa Rica. Miembro del Conselho Editorial da Humanidades em Revista, Universidade Regional do Noroeste do Estado do Rio Grande do Sul, Brasil y del Cuerpo Editorial de Sophia –Revista de Filosofía de la Pontificia Universidad Católica del Ecuador–.  –Secretario Ejecutivo de Revista Philosophica  PUCV. –Asesor Consultivo de Enfocarte –Revista de Arte y Literatura– Cataluña / Gijón, Asturias, España. –Miembro del Consejo Editorial Internacional de 'Reflexiones Marginales' –Revista de la Facultad de Filosofía y Letras UNAM. –Editor Asociado de Societarts, Revista de artes y humanidades, adscrita a la Universidad Autónoma de Baja California. –Miembro del Comité Editorial de International Journal of Safety and Security in Tourism and Hospitality, publicación científica de la Universidad de Palermo. –Miembro Titular del Consejo Editorial Internacional de Errancia,  Revista de Psicoanálisis, Teoría Crítica y Cultura –UNAM– Universidad Nacional Autónoma de México. –Miembro del Consejo Editorial de Revista “Campos en Ciencias Sociales”, Universidad Santo Tomás  © , Bogotá, Colombia. –Miembro de la Federación Internacional de Archivos Fílmicos (FIAF) con sede en Bruselas, Bélgica.  Director de Revista Observaciones Filosóficas. Profesor visitante en la Maestría en Filosofía de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla. – Profesor visitante Florida Christian University USA y Profesor Asociado al Grupo TheoriaProyecto europeo de Investigaciones de Postgrado –UCM.  Eastern Mediterranean University - Academia.edu. Académico Investigador de la Vicerrectoría de Investigación y Postgrado, Universidad Andrés Bello. –Investigador Asociado y Profesor adjunto de la Escuela Matríztica de Santiago –dirigida por el Dr. Humberto Maturana. Consultor Experto del Consejo Nacional de Innovación para la Competitividad (CNIC)– Artista conceptual. Crítico de Arte. Ha publicado el Libro: Peter Sloterdijk; Esferas, helada cósmica y políticas de climatización, Colección Novatores, Nº 28, Editorial  de la Institución Alfons el Magnànim (IAM), Valencia, España,  2008.  Invitado especial a la International Conference de la Trienal de Arquitectura de Lisboa | Lisbon Architecture Triennale 2011. Traducido al Francés - Publicado en la sección  Architecture de la Anthologie: Le Néant Dans la Pensée Contemporaine . Publications du Centre Français d'Iconologie Comparée CFIC, Bès Editions , París, ©  2012. Profesor de Postgrado, Magister en Biología-Cultural, Escuela Matríztica de Santiago y Universidad Mayor 2013.


2

¿Qué es un argumento objetivo? Cuando queremos convencer a alguien presentamos este argumento, pretendiendo que la realidad es universal y que esa realidad nosotros la hemos aprehendido racionalmente. Si el otro persiste en sus argumentos, lo trataremos de ilógico o de absurdo. Pero ¿cómo se conecta la razón con la realidad? ¿Nos permite la razón acceder a la realidad?

La respuesta implícita o explícita que cada uno da a la pregunta acerca de la realidad determina el modo de vida y con ello la aceptación o rechazo del otro.

En este ensayo abordaremos la pregunta de la realidad considerando al observador con una entidad biológica. Sostienendo que sólo se puede responder a esta pregunta siempre que observación y conocimiento sean explicados como un fenómeno biológico generado a través de la operación del observador como un ser vivo.

Filosofía Ciencia y Verdad - Dr. Adolfo Vásquez Rocca

Análisis.

Entenderemos las representaciones desde la perspectiva Constructivista: como las construcciones simbólicas sobre la realidad que los seres humanos creamos desde y con el lenguaje. Entendiendo el lenguaje no sólo como instrumento que hace posible la comunicación sino como fenómeno histórico y cultural dotado de valoraciones, de prohibiciones y concesiones, de legitimaciones y descalificaciones que toman vida en el uso y la recreación del mismo lenguaje.

Adolfo_Vasquez_Rocca_PHD._Clase_Psicolog_a_y_Filosof_a_Curso_2000__700_AAA_Sepia__Logo_y_Sloterdijk_.jpeg
 Dr. Adolfo Vásquez Rocca Conferencia Biología Cultural Matriztica

Comunidad y Perspectivismo.

Hablamos de comunidad, pero ¿qué es una comunidad? Podemos mirar una comunidad como una red de procesos, actos, encuentros, conductas, emociones, técnicas, que configuran un sistema de relaciones, un modo de convivir que penetra todos los aspectos del vivir de los niños.

En el origen de la humanidad, y en las tempranas culturas, no había educación como una actividad especial en la vida de los niños que crecían dentro de la comunidad. Los niños aprendían todas las prácticas y dimensiones relacionales de su vida como miembros de la comunidad humana a la cual pertenecían, viviendo todas sus dimensiones en su vida diaria.

En nuestra cultura los niños viven separados de la comunidad a la cual se supone pertenecen, pasando la mayor parte de su tiempo en el jardín infantil o en un lugar especial para niños pequeños. Esto ocurre precisamente en el periodo de sus vidas en que debieran estar creciendo como seres humanos bien integrados, socialmente conscientes y ecológicamente alertas al participar en la vida de su comunidad. De ahí la importancia de considerar en la planificación diaria la participación de los niños en actividades que los hagan sentir parte de su comunidad, que la conozcan y la valoren.

http://torontoist.com/attachments/toronto_pandoras/liveburial2.jpg
Filosofía Ciencia y Verdad - Dr. Adolfo Vásquez Rocca

La comunidad, con sus canchas, plazoletas, iglesias y consultorios, la televisión, la radio, configuran en su conjunto una red de conversaciones que define cotidianamente lo deseable y lo indeseable, lo hermoso y lo feo, lo aceptable y lo inaceptable, en el convivir de la comunidad a la que los niños pertenecen. De manera que los niños aprenden la trama emocional que se vive en la comunidad humana que les toca vivir simplemente al vivirla, cualquiera que ésta sea.

La convivencia a que damos origen niños, padres y educadores en el espacio educacional de nuestra cultura y comunidad, depende del punto de vista que tengamos de lo que es o debiera ser la educación. Pero construimos nuestros puntos de vista influidos a su vez por la perspectiva que nuestra cultura tiene acerca del conocimiento, la vida, la existencia,…

Decimos que la educación tiene que ver con el alma, la mente, el espíritu, es decir, con el espacio relacional o psíquico que vivimos y que deseamos que vivan nuestros niños. Las cosas particulares que nuestros niños puedan hacer en la vía de su realización es asunto de conocimiento, aprendizaje y enseñanza. La educación tiene que ver con llegar a ser seres humanos.

Es tarea nuestra hacer uso de la enseñanza como un medio para educar al niño en la creación de los espacios de vida que lo llevarán a ser un ser humano responsable, socialmente consciente, que se respeta a sí mismo y a los demás.

Lenguajes y Emociones.

El lenguaje es un modo de vivir juntos en el flujo de las coordinaciones recurrentes de nuestras acciones.

Es nuestra vida en el lenguaje lo que nos hace humanos. Dado el tipo particular de primates bípedos que somos, el lenguaje nos hace humanos.

Hacemos cosas con nuestros cuerpos (incluyendo el sistema nervioso), y fluimos en el lenguaje en nuestras interacciones diarias. La estructura de nuestros cuerpos cambian según nuestro modo de fluir en el lenguaje (basta mirar la ampliación en el tamaño del cerebro que significó el uso del lenguaje en nuestros primeros antepasados). Nada de lo que hacemos en el lenguaje es irrelevante, porque nos transformamos en nuestros cuerpos según lo que hacemos en el lenguaje, y hacemos en nuestro lenguaje según lo que se transforma en nuestros cuerpos.

A medida que el niño aprende a usar el lenguaje, crea con otros diferentes modos de vida, dado los diferentes hechos en los que participa; y llega a ser en su cuerpo según el uso del lenguaje en el cual crece. Como resultado, cuando adulto, crea el mundo que vive como una expansión del mundo que creó cuando niño.

Los seres humanos existimos también en el flujo de nuestras emociones. Cuando distinguimos emociones en la vida diaria, distinguimos diferentes tipos de conductas relacionales, y al fluir de una emoción a otra, cambiamos de ciertas conductas a otras.

Cuando se distingue una emoción en un niño, vemos en ella una dinámica corporal (sistema nervioso incluido) que especifica lo que el niño puede o no puede hacer en cualquier momento.

Por ejemplo:

Amor: El amor es la emoción a través de la cual el otro aparece como un otro legítimo en coexistencia con uno.

Agresión: La agresión es la emoción a través de la cual el otro es negado directa o indirectamente como un legítimo otro en coexistencia con uno.

Indiferencia: La indiferencia es la emoción a través de la cual el otro no es visto como otro. En la indiferencia, el otro no tiene presencia, y lo que le sucede a él o ella está fuera del dominio de nuestras preocupaciones.

Los niños crecen como seres humanos entrelazando lenguaje y emociones en su vida cotidiana. Entendemos por conversaciones al entrelazamiento continuo entre emociones (dominios relacionales) y lenguaje (coordinaciones de conducta). Todo lo que los seres humanos hacemos como tales, lo hacemos en conversaciones.


Adolfo_V_squez_Rocca___Filosof_a_Contempor_nea_Alemana_Stern_65_Red_.0.png
 Dr. Adolfo Vásquez Rocca Conferencia Biología Cultural Matriztica

En la conversación con el niño, el niño se revela en todas sus dimensiones, transparenta su mundo de intereses, sentimientos, necesidades, gustos, experiencias, y es a partir de estas conversaciones desde donde empezamos a construir un espacio de aprendizaje mutuo.

La emoción cambia el lenguaje, pero a medida que mana el lenguaje, el lenguaje también puede cambiar la emoción.

Cómo vivimos o qué modo de vida realizamos, depende de nuestra emocionalidad, no de nuestra razón. La educación, en la medida que tiene que ver con la configuración del modo de vida del niño que crece, es una tarea que tiene que ver con el espacio psíquico emocional que el niño aprende a vivir en la casa, en el colegio, en la Universidad.

El modo de vivir que ahora vivimos está determinado por la emocionalidad, por el espacio psíquico emocional que aprendimos a vivir desde niños, no por el conocimiento, o los tipos de argumentos racionales que podamos haber acumulado a lo largo de nuestra vida. Ver esto es crucial, lo central de la educación es la dinámica de llegar a ser humano, como personas responsables, socialmente conscientes y que se respetan a sí mismas.

Los niños llegan a ser según sean las conversaciones en las cuales participan. En el fluir de sus vidas no hay conversaciones triviales. En la medida en que los adultos entendamos esto podremos dar paso a interacciones basadas en el respeto y la colaboración. Cualquier niño que se sienta escuchado se dispone a la creatividad, aprende a escuchar, vive su seguridad consciente de sus límites y fortalezas.

Decimos que las culturas son redes de conversaciones, con esto queremos decir, redes de coordinaciones de haceres y emociones. Es la emocionalidad que se realiza en la red la que configura su carácter, no las conductas particulares realizadas por sus miembros.

Siempre vivimos en una cultura, somos miembros partícipes de una cultura. Conservamos nuestra cultura al hacer lo que hacemos a través de nuestra participación en la red de conversaciones que la constituye.


Emociones y Conocimiento.

Los seres humanos somos seres biológicamente amorosos como un rasgo de nuestra historia evolutiva. El amor ha sido la emoción central conservada en la historia evolutiva que nos dio origen desde hace unos cinco a seis millones de años atrás.

1370713080774-Adolfo_Vasquez_Rocca_Doctor_en_Filosof_a___N_.jpeg
Filosofía Ciencia y Verdad - Dr. Adolfo Vásquez Rocca

Los niños –también los adultos- se enferman cuando se les priva del amor como la emoción fundamental en la cual transcurre su existencia relacional con otros y con ellos mismos. La carencia afectiva produce niños con trastornos conductuales (ansiedad, agresividad, falta de interés, desmotivación, inseguridad, tristeza, etc.).

El lenguaje, como rasgo cultural, junto con la amorosidad, como rasgo biológico, constituyen el núcleo del modo de vida conservado generación tras generación, que nos definió como seres humanos en nuestra historia evolutiva hace tres o más millones de años.

La biología del amor es la dinámica relacional que origina la calidad de lo humano en la historia de nuestro linaje.

Cuando hablamos implicamos, evocamos o connotamos la biología del amor.

El amor es una emoción, es un modo de vivir juntos, un tipo de conductas relacionales en los sistemas humanos. El amor se produce cuando en nuestra vida e interacción con otros, el otro, no importa quién o qué sea, surge como otro legítimo en coexistencia con nosotros. El amor (el amar) es la emoción que constituye y conserva la vida social.

Inteligencia y Plasticidad.

Mientras mayor sea la plasticidad estructural de un organismo, mayor es su capacidad de conducta inteligente en la interacción con otros, generando nuevos ámbitos de acción o expandiendo aquellos que ya existen.

La plasticidad estructural requerida para vivir en el lenguaje es tan enorme que todos los niños, todos los seres humanos, somos igualmente inteligentes o capaces de conducta inteligente. Es la enseñanza la que debe sintonizarse a las distintas maneras en que los niños viven su plasticidad estructural para aprender, conocer, expresar, convivir, etc. Esto significa respetar los ritmos y dinámicas en los que sucede el aprender en los niños, escuchando sus fortalezas, limitantes y potencialidades en cada caso.

Con todo, la conducta inteligente del niño puede tornarse restringida o expandida según el flujo emocional que emerge en su convivencia con sus educadores y sus padres. Así, el temor, la envidia, la rivalidad, restringen su conducta inteligente, porque estrechan el espacio de relaciones en el que el niño se mueve. Sólo el amor expande la inteligencia, al ensanchar el espacio de relaciones en el cual opera el niño, ampliando su ámbito de lo posible.

http://elproceso.blogspirit.com/images/medium_Maturana.jpg

Humberto_Maturana_y_Dr_Adolfo_Vasquez_Rocca___Matriztica_.jpeg
Humberto Matura y Dr. Adolfo Vásquez Rocca Filosofía Ciencia y Verdad


HUMBERTO MATURANA EMOCIONES Y LENGUAJE EN EDUCACION Y POLITICA

Material para el curso de Teoría de Sistemas. Extracto del texto Emociones y Lenguaje en Educación y Política. Dr. Humberto 

ADOLFO_VASQUEZ_ROCCA__sepia_Expo_.jpeg
Dr. Adolfo Vásquez Rocca

El origen de lo humano por Humberto Maturana
http://www.espacioblog.com/myfiles/mauriciobertero/maturana.jpg
BIOLOGÍA DEL EMOCIONAR Y CONSTITUCIÓN DE LO HUMANO EN HUMBERTO MATURANA.
Dr. Adolfo Vásquez Rocca

DESDE LA BIOLOGÍA A LA PSICOLOGÍA

A continuación se examinará la convergencia de la perspectiva desarrollada por el Dr. Humberto Maturana –en su Biología del Emocionar1– con los planteamientos de Sloterdijk aquí expuestos.

En primer término Maturana sienta las bases del surgir de lo humano:
  • Lo humano surge en la historia evolutiva que pertenecemos al surgir el lenguaje.
  • Las distintas acciones humanas quedan definidas por la emoción que las sustenta y que todo lo que hacemos lo hacemos desde una emoción.
  • El darse cuenta de que los seres humanos existimos como tales en el entrecruzamiento de muchas conversaciones en muchos dominios operacionales distintos que configuran muchos dominios de realidades diferentes, es particularmente significativo porque nos permite recuperar lo emocional como un ámbito fundamental de lo humano.
Ahora bien, aunque lo humano surge en la historia evolutiva que pertenecemos al surgir el lenguaje, se constituye, de hecho, como tal en la conservación de un modo de vivir particular en que el compartir alimentos, la colaboración de machos y hembras en la crianza de los niños y el encuentro sensual individualizado recurrente, se dan en el entrelazamiento del lenguajear y el emocionar que es el conversar. En otras palabras, todo quehacer humano se da en el conversar, y en lo que el vivir de los seres humanos no se da en el conversar no es quehacer humano. Así, al mismo tiempo, como todo quehacer humano se da desde una emoción, nada humano ocurre fuera del entrelazamiento del lenguajear con el emocionar, y, por lo tanto, lo humano se vive siempre desde una emoción, aún es el más excelso y puro razonar.
Finalmente, el emocionar en cuya conservación se constituye lo humano al surgir el lenguaje, se centra en el placer de la convivencia, en la aceptación del otro junto a uno, es decir, en el amor, que es la emoción que constituye el espacio de acciones en el que aceptamos al otro en la cercanía de la convivencia. El que el amor sea la emoción que funda en el origen de lo humano el goce del conversar que nos caracteriza, hace que tanto nuestro bienestar como nuestro sufrimiento dependan de nuestro conversar, y se originen y terminen en él.
Las emociones fluyen continuamente, impregnando nuestro vivir, determinando todas nuestras acciones y conductas, incluso nuestro razonar.
Así como el viento arrastra las nubes, una respiración específica produce una emoción básica específica: alegría, tristeza, rabia, miedo, erotismo, ternura.
Las emociones se viven como dominios de conductas relacionales y constituyen el fundamento de todo nuestro de todo nuestro quehacer. No sólo eso. Todo razonar ocurre como un constructo coherente a partir de ciertas premisas o puntos de partida que se aceptan a priori desde la emoción que se vive en el instante de razonar. Esto es, las emociones no constituyen interferencias con nuestro ser racional, sino que le dan a nuestro razonar sentido y significado relacional. Pero como fenómenos de nuestro ser biológico, nuestro emocionar surge en nuestro fluir fisiológico en la relación, y se puede evocar desde la modulación de la corporalidad, particularmente desde la modulación de los ritmos respiratorios. Tal evocación permite darse cuenta del propio emocionar, e inspirar, en el espectador, cierta emoción, como ocurre en la representación teatral.
Así Maturana reflexiona sobre el emocionar y su evocación desde el respirar. Las emociones corresponden a disposiciones corporales que especifican el dominio de acciones en que se mueve un organismo. Las distintas acciones humanas quedan definidas por la emoción que las sustenta y que todo lo que hacemos lo hacemos desde una emoción. Por esto, aunque lo humano surge en la historia evolutiva que pertenecemos al surgir el lenguaje, se constituye, de hecho, como tal en la conservación de un modo de vivir particular en que el compartir alimentos, la colaboración de machos y hembras en la crianza de los niños y el encuentro sensual individualizado recurrente, se dan en el entrelazamiento del lenguajear y el emocionar que es el conversar2. Es así como el emocionar en cuya conservación se constituye lo humano al surgir el lenguaje, se centra en el placer de la convivencia, en el amor, que es la emoción que constituye el espacio de acciones en el que aceptamos al otro en la cercanía de la convivencia.
Ahora, el darse cuenta de que los seres humanos existimos como tales en el entrecruzamiento de muchas conversaciones en muchos dominios operacionales distintos que configuran muchos dominios de realidades diferentes, es particularmente significativo porque nos permite recuperar lo emocional como un ámbito fundamental de lo humano. Este punto es epistemológicamente relevante para evidenciar –desde una matriz biológica-cultural disidente– “la fantasía de la cultura patriarcal a que pertenecemos en Occidente, y que ahora parece expandirse por todos los ámbitos de la tierra, las emociones han sido desvalorizadas en favor de la razón como si ésta pudiese existir con independencia o en contraposición a ellas”.3

http://1.bp.blogspot.com/-S31B-N3wxV0/UXSYXPcyzPI/AAAAAAAAHJ4/gG24ppry75M/s1600/Adolfo+Vasquez+Rocca+Esferas+Sloterdijk+LIBROS+RETRATO+Oficial+70.jpg
Bibliografía:

  • MATURANA, Humberto. Origen de lo Humano en la Biología de la intimidad. Ed. Instituto de Terapia Cognitiva, Santiago.
  • MATURANA, Humberto, Verden-Zoller, G. Amore e Gioco. Ed. Marsilio, Venecia.
  • MATURANA, Humberto. Desde La Biología a la Psicología. Paperback, 2004.
  • MATURANA, Humberto. Sentido de Lo Humano. Paperback, 2009.Sloterdijk sostiene que es la simpatía, la participación en un círculo mágico de atracciones, de fascinación es lo que caracteriza nuestro espacio existencial más real; el aire en el que “vivimos, nos entretejemos y somos”, como San Pablo dice en su discurso a los areopagitas. Cuando entramos en nosotros mismos, percibimos en nuestro interior una dimensión que al mismo tiempo está en torno a nosotros. En mí está lo que yo respiro, lo que yo comparto, aquello de lo que soy parte y contrapartida. Las esferas son espacios de simpatía, espacios de afinación, espacios de participación. Si no presuponemos su existencia, no podríamos compartir palabra alguna con el otro, y tan pronto las damos por presupuestas, también las dotamos de una nueva intensidad. Hasta la interacción más banal implica nuestra participación en la constitución de esferas. Sin ellas no habría familias, comunidades existenciales, comunas, equipos, pueblos. Nadie soportaría pasar un solo día en la misma habitación con otro hombre si los dos participantes no tuvieran la extraña capacidad de conectar en medio de frecuencias comunes, de sintonizarnos4.


"Hay que insistir en que la transferencia es la fuente formal de los procesos creadores que dan alas al éxodo de los seres humanos a lo abierto. No transferimos tanto afectos exaltados a personas extrañas como tempranas experiencias espaciales a lugares nuevos, y movimientos primarios a escenarios lejanos. Los límites de mi capacidad de transferencia son los límites de mi mundo"5



 Adolfo Vasquez Rocca y Humberto Maturana  Matríztica - Universidad Complutense de Madrid


1 MATURANA, H. - BLOCH, S., Biología del Emocionar y Alba Emoting. Respiración y Emoción. Bailando juntos, Dolmen Emociones, 1996, Santiago.
2LENGUAJE Y REALIDAD; EL ORIGEN DE LO HUMANO, p. 99
3 p. 100
4 SLOTERDIJK, Peter, Experimentos con uno mismo. Conversaciones con Carlos Oliveira. Trad. Germán Cano. Editorial Pre-textos. Valencia, 2003, p. 93.
5 SLOTERDIJK, Peter, Esferas I. Burbujas , Ediciones Siruela, Madrid, 2003., p. 23-4.
 
 
 
LA OBJETIVIDAD, UN ARGUMENTO PARA OBLIGAR


Dr. Humberto Maturana




En este ensayo, Maturana aborda la pregunta de la realidad considerando al observador con una entidad biológica. Sostiene que solo se puede responder a esta pregunta siempre que observación y conocimiento sean explicados como un fenómeno biológico generado a través de la operación del observador como un ser vivo.
¿Qué es un argumento objetivo? Cuando queremos convencer a alguien presentamos este argumento, pretendiendo que la realidad es universal y que esa realidad nosotros la hemos aprehendido racionalmente. Si el otro persiste en sus argumentos, lo trataremos de ilógico o de absurdo. Pero ¿cómo se conecta la razón con la realidad? ¿Nos permite la razón acceder a la realidad?
La respuesta implícita o explícita que cada uno da a la pregunta acerca de la realidad determina el modo de vida y con ello la aceptación o rechazo del otro.
En este ensayo, Maturana aborda la pregunta de la realidad considerando al observador con una entidad biológica. Sostiene que solo se puede responder a esta pregunta siempre que observación y conocimiento sean explicados como un fenómeno biológico generado a través de la operación del observador como un ser vivo.


Análisis.


En el marco de nuestro curso de Sociología entenderemos las representaciones desde la perspectiva Constructivista: como las construcciones simbólicas sobre la realidad que los seres humanos creamos desde y con el lenguaje. Entendiendo el lenguaje no sólo como instrumento que hace posible la comunicación sino como fenómeno histórico y cultural dotado de valoraciones, de prohibiciones y concesiones, de legitimaciones y descalificaciones que toman vida en el uso y la recreación del mismo lenguaje.




Comunidad y Perspectivismo.


Hablamos de comunidad, pero ¿qué es una comunidad? Podemos mirar una comunidad como una red de procesos, actos, encuentros, conductas, emociones, técnicas, que configuran un sistema de relaciones, un modo de convivir que penetra todos los aspectos del vivir de los niños.


Maturana señala que en el origen de la humanidad, y en las tempranas culturas, no había educación como una actividad especial en la vida de los niños que crecían dentro de la comunidad. Los niños aprendían todas las prácticas y dimensiones relacionales de su vida como miembros de la comunidad humana a la cual pertenecían, viviendo todas sus dimensiones en su vida diaria.


En nuestra cultura los niños viven separados de la comunidad a la cual se supone pertenecen, pasando la mayor parte de su tiempo en el jardín infantil o en un lugar especial para niños pequeños. Esto ocurre precisamente en el periodo de sus vidas en que debieran estar creciendo como seres humanos bien integrados, socialmente conscientes y ecológicamente alertas al participar en la vida de su comunidad. De ahí la importancia de considerar en la planificación diaria la participación de los niños en actividades que los hagan sentir parte de su comunidad, que la conozcan y la valoren.


La comunidad, con sus canchas, plazoletas, iglesias y consultorios, la televisión, la radio, configuran en su conjunto una red de conversaciones que define cotidianamente lo deseable y lo indeseable, lo hermoso y lo feo, lo aceptable y lo inaceptable, en el convivir de la comunidad a la que los niños pertenecen. De manera que los niños aprenden la trama emocional que se vive en la comunidad humana que les toca vivir simplemente al vivirla, cualquiera que ésta sea.


La convivencia a que damos origen niños, padres y educadores en el espacio educacional de nuestra cultura y comunidad, depende del punto de vista que tengamos de lo que es o debiera ser la educación. Pero construimos nuestros puntos de vista influidos a su vez por la perspectiva que nuestra cultura tiene acerca del conocimiento, la vida, la existencia,...


Decimos que la educación tiene que ver con el alma, la mente, el espíritu, es decir, con el espacio relacional o psíquico que vivimos y que deseamos que vivan nuestros niños. Las cosas particulares que nuestros niños puedan hacer en la vía de su realización es asunto de conocimiento, aprendizaje y enseñanza. La educación tiene que ver con llegar a ser seres humanos.


Es tarea nuestra hacer uso de la enseñanza como un medio para educar al niño en la creación de los espacios de vida que lo llevarán a ser un ser humano responsable, socialmente consciente, que se respeta a sí mismo y a los demás.




Lenguajes y Emociones.


El lenguaje es un modo de vivir juntos en el flujo de las coordinaciones recurrentes de nuestras acciones.
Es nuestra vida en el lenguaje lo que nos hace humanos. Dado el tipo particular de primates bípedos que somos, el lenguaje nos hace humanos.


Hacemos cosas con nuestros cuerpos (incluyendo el sistema nervioso), y fluimos en el lenguaje en nuestras interacciones diarias. La estructura de nuestros cuerpos cambian según nuestro modo de fluir en el lenguaje (basta mirar la ampliación en el tamaño del cerebro que significó el uso del lenguaje en nuestros primeros antepasados). Nada de lo que hacemos en el lenguaje es irrelevante, porque nos transformamos en nuestros cuerpos según lo que hacemos en el lenguaje, y hacemos en nuestro lenguaje según lo que se transforma en nuestros cuerpos.


A medida que el niño aprende a usar el lenguaje, crea con otros diferentes modos de vida, dado los diferentes hechos en los que participa; y llega a ser en su cuerpo según el uso del lenguaje en el cual crece. Como resultado, cuando adulto, crea el mundo que vive como una expansión del mundo que creó cuando niño.


Los seres humanos existimos también en el flujo de nuestras emociones. Cuando distinguimos emociones en la vida diaria, distinguimos diferentes tipos de conductas relacionales, y al fluir de una emoción a otra, cambiamos de ciertas conductas a otras.


Cuando se distingue una emoción en un niño, vemos en ella una dinámica corporal (sistema nervioso incluido) que especifica lo que el niño puede o no puede hacer en cualquier momento.




Por ejemplo:


Amor: El amor es la emoción a través de la cual el otro aparece como un otro legítimo en coexistencia con uno.


Agresión: La agresión es la emoción a través de la cual el otro es negado directa o indirectamente como un legítimo otro en coexistencia con uno.


Indiferencia: La indiferencia es la emoción a través de la cual el otro no es visto como otro. En la indiferencia, el otro no tiene presencia, y lo que le sucede a él o ella está fuera del dominio de nuestras preocupaciones.
Los niños crecen como seres humanos entrelazando lenguaje y emociones en su vida cotidiana. Entendemos por conversaciones al entrelazamiento continuo entre emociones (dominios relacionales) y lenguaje (coordinaciones de conducta). Todo lo que los seres humanos hacemos como tales, lo hacemos en conversaciones.


En la conversación con el niño, el niño se revela en todas sus dimensiones, transparenta su mundo de intereses, sentimientos, necesidades, gustos, experiencias, y es a partir de estas conversaciones desde donde empezamos a construir un espacio de aprendizaje mutuo.


La emoción cambia el lenguaje, pero a medida que mana el lenguaje, el lenguaje también puede cambiar la emoción.
Cómo vivimos o qué modo de vida realizamos, depende de nuestra emocionalidad, no de nuestra razón. La educación, en la medida que tiene que ver con la configuración del modo de vida del niño que crece, es una tarea que tiene que ver con el espacio psíquico emocional que el niño aprende a vivir en la casa, en el colegio, en la Universidad.


El modo de vivir que ahora vivimos está determinado por la emocionalidad, por el espacio psíquico emocional que aprendimos a vivir desde niños, no por el conocimiento, o los tipos de argumentos racionales que podamos haber acumulado a lo largo de nuestra vida. Ver esto es crucial, lo central de la educación es la dinámica de llegar a ser humano, como personas responsables, socialmente conscientes y que se respetan a sí mismas.


Los niños llegan a ser según sean las conversaciones en las cuales participan. En el fluir de sus vidas no hay conversaciones triviales. En la medida en que los adultos entendamos esto podremos dar paso a interacciones basadas en el respeto y la colaboración. Cualquier niño que se sienta escuchado se dispone a la creatividad, aprende a escuchar, vive su seguridad consciente de sus límites y fortalezas.


Decimos que las culturas son redes de conversaciones, con esto queremos decir, redes de coordinaciones de haceres y emociones. Es la emocionalidad que se realiza en la red la que configura su carácter, no las conductas particulares realizadas por sus miembros.


Siempre vivimos en una cultura, somos miembros partícipes de una cultura. Conservamos nuestra cultura al hacer lo que hacemos a través de nuestra participación en la red de conversaciones que la constituye.


BIOLOGÍA DEL AMOR


En la interpretación de Maturana, los seres humanos somos seres biológicamente amorosos como un rasgo de nuestra historia evolutiva. El amor ha sido la emoción central conservada en la historia evolutiva que nos dio origen desde hace unos cinco a seis millones de años atrás.


Los niños –también los adultos- se enferman cuando se les priva del amor como la emoción fundamental en la cual transcurre su existencia relacional con otros y con ellos mismos. La carencia afectiva produce niños con trastornos conductuales (ansiedad, agresividad, falta de interés, desmotivación, inseguridad, tristeza, etc.).


El lenguaje, como rasgo cultural, junto con la amorosidad, como rasgo biológico, constituyen el núcleo del modo de vida conservado generación tras generación, que nos definió como seres humanos en nuestra historia evolutiva hace tres o más millones de años.


La biología del amor es la dinámica relacional que origina la calidad de lo humano en la historia de nuestro linaje.
Cuando hablamos implicamos, evocamos o connotamos la biología del amor.


El amor es una emoción, es un modo de vivir juntos, un tipo de conductas relacionales en los sistemas humanos. El amor se produce cuando en nuestra vida e interacción con otros, el otro, no importa quién o qué sea, surge como otro legítimo en coexistencia con nosotros. El amor (el amar) es la emoción que constituye y conserva la vida social.


El amor es el fundamento que torna posible lo que deseamos hacer.




INTELIGENCIA




Mientras mayor sea la plasticidad estructural de un organismo, mayor es su capacidad de conducta inteligente en la interacción con otros, generando nuevos ámbitos de acción o expandiendo aquellos que ya existen.


La plasticidad estructural requerida para vivir en el lenguaje es tan enorme que todos los niños, todos los seres humanos, somos igualmente inteligentes o capaces de conducta inteligente. Es la enseñanza la que debe sintonizarse a las distintas maneras en que los niños viven su plasticidad estructural para aprender, conocer, expresar, convivir, etc. Esto significa respetar los ritmos y dinámicas en los que sucede el aprender en los niños, escuchando sus fortalezas, limitantes y potencialidades en cada caso.


Con todo, la conducta inteligente del niño puede tornarse restringida o expandida según el flujo emocional que emerge en su convivencia con sus educadores y sus padres. Así, el temor, la envidia, la rivalidad, restringen su conducta inteligente, porque estrechan el espacio de relaciones en el que el niño se mueve. Sólo el amor expande la inteligencia, al ensanchar el espacio de relaciones en el cual opera el niño, ampliando su ámbito de lo posible.


Los niños son seres que aprenden. Son seres que aprenden tanto en los dominios emocional como racional. Sin embargo, aprenden y aprenderán a vivir cualquier tipo de vida que les toque vivir. La emocionalidad que los niños viven en su niñez es conservada por ellos como fundamento del espacio psíquico que generarán como adultos. Su niñez es tanto su tesoro como su azote.



Dr. Adolfo Vásquez Rocca


 
 
    1. Como todo quehacer humano se da desde la emoción, nada humano ocurre fuera del lenguaje, del conversar y del entrelazamiento del conversar con el emocionar. Por lo tanto, lo humano se vive siempre desde la emoción, aun cuando se trate del más extraordinario y puro razonar.




La noción del lenguaje


Otra de las más importantes contribuciones de la mirada de Maturana a la psicología contemporánea es su teoría del lenguaje. Para Maturana, el lenguaje como fenómeno de la vida pertenece a la historia evolutiva de los seres humanos. Maturana (1988) muestra cómo el lenguaje ocurre en el fluir de coordinaciones consensuales de coordinaciones consensuales de conducta. Concordantemente, cada palabra (como sonido o gesto) no indica nada externo a nosotros, sino que es un elemento en el flujo de coordinaciones de coordinaciones de haceres y emociones que toman lugar en el vivir juntos en el lenguaje. De hecho, son precisamente estas coordinaciones del hacer y el emocionar que toma lugar en la coexistencia en el lenguaje lo que constituye el significado de las palabras. Maturana usa la palabra lenguajear para enfatizar el carácter dinámico relacional del lenguaje. Pero Maturana va aún más lejos y usa el término conversación para referirse al entrelazamiento de las coordinaciones de coordinaciones conductuales consensuales y las emociones que ocurre al vivir juntos en el lenguaje.


La posición de Maturana revierte el punto de vista clásico empirista que ve al lenguaje como una simple transmisión de información de un individuo a otro. La teoría del lenguaje de Maturana explica las condiciones de constitución del fenómeno del lenguaje. Las perspectivas empiristas del presente no son explicativas porque ellas no describen las condiciones de constitución del lenguaje, y sólo describen las regularidades de su operación. Las coordinaciones consensuales de coordinaciones de conducta consensuales es la operacionalidad que constituye al lenguaje y lo que toma lugar en él. La mirada de Maturana de que toda la vida humana ocurre en conversaciones tiene dos implicaciones básicas con respecto a la temporalidad. Una es que explica a la existencia humana como tomando lugar en un continuo fluir de lenguajeo y emocionamiento (NT: en un continuo fluir de lenguajear y emocionar); y la otra es que la vida humana es vivida en el presente, en el aquí y ahora. De acuerdo a él, la temporalidad es una manera de explicar la experiencia del flujo de eventos, y no una dimensión del universo. Parte de nuestro problema existencia surge de no darnos cuenta de esto.


El lenguaje y el lenguajear


Maturana ha propuesto en otros artículos (Maturana, 1978 y 1990) que las operaciones que constituyen eso que nosotros los seres humanos vivimos como lenguaje y lenguajear en el proceso de nuestro vivir, toma lugar en nuestro dominio relacional como una manera de vivir en interacciones recurrentes en lo que un observador ve como coordinaciones consensuales recursivas de coordinaciones consensuales de conducta. En otras palabras, él afirma que el lenguaje y el lenguajear no son fenómenos fisiológicos o estructurales del organismos o de su sistema nervioso, y que lo que pasas en el lenguaje y el lenguajear no puede ser explicado o entendido como rasgos estructurales, funcionales o dinámicos de la dinámica estructural del organismo y de su sistema nervioso, porque ellos son fenómenos del dominio de operación del organismo como totalidad en el medio. Además, él afirma que lo que él ha dicho con relación al lenguaje y el lenguajear se aplica a todos los fenómenos que surgen en la expansión recursiva histórica de la operación en el lenguaje de una comunidad lenguajeante.


Maturana sostiene que como seres lenguajeantes vivimos en un mundo de objetos que surgen en el lenguajear. De hecho, él afirma (ver Maturana, 1995, los objetos surgen en el lenguajeo en la primera recursión del fluir en coordinaciones consensuales de coordinaciones consensuales de conducta que el lenguaje es. Cada recursión, en el fluir de coordinaciones consensuales de coordinaciones consensuales de conducta en el que nosotros estamos cuando lenguajeamos, genera un objeto, y cada recursión produce una clase diferente de objeto de acuerdo a las circunstancias relacionales en las que toma lugar. En esta dinámica, cuando un objeto surge en la primera recursión en las coordinaciones consensuales de conducta, la distinción del objeto surge en la segunda recursión. A medida de que los objetos son distinguidos, otra recursión en el fluir de coordinaciones consensuales de conducta (una tercera recursión) distingue la relación entre objetos, y la posibilidad está abierta para la constitución de un domino de relaciones cuando las relaciones de relaciones son distinguidas en una siguiente recursión. En términos más generales, debido a que en cualquier nivel de recursión las conductas consensuales coordinadas se convierten en objetos, y así en fundamento para distinciones recursivas adicionales, cualquier nivel de recursión puede recursivamente convertirse en un domino de objetos que opera como nivel de base para recursiones adicionales.


De acuerdo a Maturana, cuando el lenguajear se expande como una manera de vivir juntos en las interacciones recurrentes del vivir juntos como miembros de una comunidad lenguajeante, el lenguajear sigue las complejidades cambiantes del vivir juntos y se convierte en una fuente de complejidades adicionales, constituyendo una red de entrecruzamientos de coordinaciones consensuales de coordinaciones consensuales de conducta que generan toda la complejidad de vivir en el lenguaje. En relación al observar, el dijo: el observar surge como una operación en una segunda recursión que distingue el distinguir; esto es, en la distinción del observar, el observador aparece; y la auto-consciencia aparece en una recursión de cuarto orden en la que el observar al observador toma lugar. En términos más generales, la operación en cualquier dominio de objetos puede llegar a ser el fundamento para la generación de un dominio de consciencia y auto-consciencia (Maturana, 1995, pp. 154)


De acuerdo a esto, el terapeuta opera al guiar a su cliente a que opere en la auto-consciencia que toma lugar como una cuarta recursión.


Dr. ADOLFO VÁSQUEZ ROCCA


EL ORIGEN DEL LENGUAJE 
El origen del lenguaje, como un dominio de coordinaciones conductuales consensuales, exige una historia de encuentros recurrentes en la aceptación mutua intensos y prolongados.
Maturana describe el lenguaje como un fluir en “coordinaciones de acciones consensuales de coordinaciones de acciones consensuales” que se da en la relación, y sostiene que para explicarlo como fenómeno biológico hay que mostrar cómo surge la “recursión” de las coordinaciones de acciones consensuales en la historia de interacciones del ser humano, por lo que “el observador debe proponer un mecanismo biológico generativo del cual resulte el lenguaje como una consecuencia de su operación, en el contexto de la satisfacción del criterio de validación de las explicaciones científicas” (Maturana, op. cit.: 50). Propone que, en el origen, el lenguaje debió ser consecuencia de un sistema de vida posibilitado por la conservación de un emocionar básico: la aceptación del otro en la convivencia, donde pudo darse la “recurrencia” de las interacciones entre miembros de un grupo permitiendo la coordinación de sus conductas y su desarrollo en coordinaciones de acciones consensuales; esto es, en conductas (relacionales) que un observador puede distinguir como producto de una historia particular de interacciones de los participantes, porque entiende que existe una especie de mutuo entendimiento práctico y que esas conductas no podrían haber surgido independientemente de esa historia. Dicho de otro modo, el operar en coordinaciones de acciones consensuales corresponde a comportamientos que hoy, como observadores de seres vivos que los realizan, rotulamos de sociales. En nuestra historia, en algún momento, la conservación de la participación en esta clase de coordinaciones de acciones habría posibilitado su “recursividad”, es decir, la aplicación en las nuevas interacciones del resultado del operar en anteriores coordinaciones de acciones consensuales de los miembros del grupo (coordinación de la coordinación), y no sólo de su repetición. Cuando esto ocurre, surge el lenguaje y en él, no con él, el mundo de objetos o entidades. De este modo, Maturana plantea que pertenecemos a una historia evolutiva que adquiere el carácter humano en el momento en que surge el lenguaje entrelazado con el emocionar propio de los mamíferos. Para él, la aceptación recíproca es el fundamento de la coordinación conductual consensual y la condición necesaria para su expansión en la convivencia social que es donde se generan todos los dominios de acciones de los seres humanos (Maturana, H. 1990).
En esta perspectiva, el lenguaje como fenómeno social se funda en la emoción de aceptación del otro que es propia de nuestra biología y que sería la emoción fundamental que hace posible nuestra historia evolutiva. A esta emoción Maturana la llama amor, y al respecto dice: “… cuando hablo de amor no hablo de un sentimiento ni hablo de bondad o sugiriendo generosidad. Cuando hablo de amor hablo de un fenómeno biológico, hablo de la emoción que especifica el dominio de acciones en las cuales los sistemas vivientes coordinan sus acciones de un modo que trae como consecuencia la aceptación mutua, y yo sostengo que tal operación constituye los fenómenos sociales” (Maturana 1997: 86).
Lo anterior implica que sólo en el espacio relacional en el cual el amor tiene presencia se puede dar en el niño, al comienzo, la “recurrencia” de las interacciones que permite la expansión de las primeras coordinaciones de acción y su desarrollo en coordinaciones de acciones consensuales, las que al hacerse “recursivas” van a constituir lenguaje propiamente tal. Cuando esto pasa surge el mundo de objetos y el niño empieza a hacer referencia a aquello que distingue. Antes del lenguaje esto no es posible, porque sólo con el observador existe lo observado.
– Se considera poeta en el sentido de la mirada que capta las coherencias de la existencia; más que la crítica, le interesa la reflexión que amplía esa mirada y que permite una conducta responsable. Las ideologías son precisamente contrarias a las virtudes de la reflexión. Ellas operan tratando como verdades referentes ciertas ideas que se consideran como válidas en sí, sobre las cuales no hay reflexión, son dueñas de “la verdad”, la verdad es enemiga de la reflexión. La única manera de no estar atrapado en un ideología es tener un espacio reflexivo siempre abierto en función de algunos propósitos humanos, sociales, éticos. Hoy en día no hay fin de las ideologías por cuanto se vive en la del libre mercado y de la libre empresa.
Maturana ha contribuido a rechazar el racionalismo objetivista, poniendo énfasis en el lenguaje, en la experiencia humana y el involucramiento del conocimiento en el ser total, estableciendo la unidad entre cuerpo y mente que hasta entonces se veían separados. Lo básico es la mutación de la noción de realidad y la del observador. Precisamente la noción de ciencias de la complejidad ha emergido en los últimos años como parte de una síntesis de ciertas disciplinas tradicionales como la biología, la física y las matemáticas. Se está cambiando el acceso a una realidad única, independiente del observador; proponen tantas realidades como modos de vivir surgen en cada ser en función de los lenguajes en que habitan. Javier Torres Navarrete, en el prólogo a La realidad: øobjetiva o construida?, señala que Maturana es el pensador que ha dado con el principio teórico de más radicalidad para entender el gran número de esferas y problemas de la sociedad contemporánea. En adelante veremos por qué el amor es el fundamento biológico de todo fenómeno social, noción acotada a partir del concepto de autopoiesis, circunscrito a la biología pero proyectándose como una cosmovisión que supera sus fronteras sin discontinuidad entre lo social, lo humano y lo estrictamente biológico.
– El lenguaje consiste en un operar recurrente denominado coordinaciones de coordinaciones conductuales consensuales. Según estas coordinaciones, cada palabra o gesto no está relacionado con algo exterior a nosotros, sino con nuestro quehacer con los otros. Es precisamente ese quehacer, y las emociones que están en su base, lo que especifica y da a nuestras palabras su significado particular. Por esto, a nivel de la experiencia inmediata no se puede diferenciar lo que es una ilusión de una percepción; esto sólo se logra en el lenguaje. Sólo a través del lenguaje el ser humano puede explicar su experiencia en el vivir y asimilarla a la continuidad de su praxis de vida, el “comprender” es inseparable de la experiencia humana. Lo racional tiene una base emocional y esto explica por qué no se puede convencer a nadie con un argumento lógico si no se ha aceptado antes su premisa “a priori”. Por eso, además, el lenguaje más que un sistema simbólico, es coordinaciones de acciones. Es precisamente en lo “consensual” donde los seres vivos humanos consiguen reconocer en la experiencia y alcanzar el acuerdo, que es, en definitiva, el intercambio de una comunicación lograda; más que “mensajes”, los sujetos han experimentado desde sus conductas el auténtico sentido de la comunicación. Si las estrategias escolares lograsen sintonía emocional, los niños en los liceos vivirían permanentemente el conocimiento desde la reflexión con la plena sensación de ser inteligentes; desgraciadamente es más frecuente que no ocurra.

EL ORIGEN DEL LENGUAJE
El origen del lenguaje, como un dominio de coordinaciones conductuales consensuales, exige una historia de encuentros recurrentes en la aceptación mutua intensos y prolongados.
Maturana describe el lenguaje como un fluir en “coordinaciones de acciones consensuales de coordinaciones de acciones consensuales” que se da en la relación, y sostiene que para explicarlo como fenómeno biológico hay que mostrar cómo surge la “recursión” de las coordinaciones de acciones consensuales en la historia de interacciones del ser humano, por lo que “el observador debe proponer un mecanismo biológico generativo del cual resulte el lenguaje como una consecuencia de su operación, en el contexto de la satisfacción del criterio de validación de las explicaciones científicas” (Maturana, op. cit.: 50). Propone que, en el origen, el lenguaje debió ser consecuencia de un sistema de vida posibilitado por la conservación de un emocionar básico: la aceptación del otro en la convivencia, donde pudo darse la “recurrencia” de las interacciones entre miembros de un grupo permitiendo la coordinación de sus conductas y su desarrollo en coordinaciones de acciones consensuales; esto es, en conductas (relacionales) que un observador puede distinguir como producto de una historia particular de interacciones de los participantes, porque entiende que existe una especie de mutuo entendimiento práctico y que esas conductas no podrían haber surgido independientemente de esa historia. Dicho de otro modo, el operar en coordinaciones de acciones consensuales corresponde a comportamientos que hoy, como observadores de seres vivos que los realizan, rotulamos de sociales. En nuestra historia, en algún momento, la conservación de la participación en esta clase de coordinaciones de acciones habría posibilitado su “recursividad”, es decir, la aplicación en las nuevas interacciones del resultado del operar en anteriores coordinaciones de acciones consensuales de los miembros del grupo (coordinación de la coordinación), y no sólo de su repetición. Cuando esto ocurre, surge el lenguaje y en él, no con él, el mundo de objetos o entidades. De este modo, Maturana plantea que pertenecemos a una historia evolutiva que adquiere el carácter humano en el momento en que surge el lenguaje entrelazado con el emocionar propio de los mamíferos. Para él, la aceptación recíproca es el fundamento de la coordinación conductual consensual y la condición necesaria para su expansión en la convivencia social que es donde se generan todos los dominios de acciones de los seres humanos (Maturana, H. 1990).
En esta perspectiva, el lenguaje como fenómeno social se funda en la emoción de aceptación del otro que es propia de nuestra biología y que sería la emoción fundamental que hace posible nuestra historia evolutiva. A esta emoción Maturana la llama amor, y al respecto dice: “… cuando hablo de amor no hablo de un sentimiento ni hablo de bondad o sugiriendo generosidad. Cuando hablo de amor hablo de un fenómeno biológico, hablo de la emoción que especifica el dominio de acciones en las cuales los sistemas vivientes coordinan sus acciones de un modo que trae como consecuencia la aceptación mutua, y yo sostengo que tal operación constituye los fenómenos sociales” (Maturana 1997: 86).
Lo anterior implica que sólo en el espacio relacional en el cual el amor tiene presencia se puede dar en el niño, al comienzo, la “recurrencia” de las interacciones que permite la expansión de las primeras coordinaciones de acción y su desarrollo en coordinaciones de acciones consensuales, las que al hacerse “recursivas” van a constituir lenguaje propiamente tal. Cuando esto pasa surge el mundo de objetos y el niño empieza a hacer referencia a aquello que distingue. Antes del lenguaje esto no es posible, porque sólo con el observador existe lo observado.
Se considera poeta en el sentido de la mirada que capta las coherencias de la existencia; más que la crítica, le interesa la reflexión que amplía esa mirada y que permite una conducta responsable. Las ideologías son precisamente contrarias a las virtudes de la reflexión. Ellas operan tratando como verdades referentes ciertas ideas que se consideran como válidas en sí, sobre las cuales no hay reflexión, son dueñas de “la verdad”, la verdad es enemiga de la reflexión. La única manera de no estar atrapado en un ideología es tener un espacio reflexivo siempre abierto en función de algunos propósitos humanos, sociales, éticos. Hoy en día no hay fin de las ideologías por cuanto se vive en la del libre mercado y de la libre empresa.
Maturana ha contribuido a rechazar el racionalismo objetivista, poniendo énfasis en el lenguaje, en la experiencia humana y el involucramiento del conocimiento en el ser total, estableciendo la unidad entre cuerpo y mente que hasta entonces se veían separados. Lo básico es la mutación de la noción de realidad y la del observador. Precisamente la noción de ciencias de la complejidad ha emergido en los últimos años como parte de una síntesis de ciertas disciplinas tradicionales como la biología, la física y las matemáticas. Se está cambiando el acceso a una realidad única, independiente del observador; proponen tantas realidades como modos de vivir surgen en cada ser en función de los lenguajes en que habitan. Javier Torres Navarrete, en el prólogo a La realidad: øobjetiva o construida?, señala que Maturana es el pensador que ha dado con el principio teórico de más radicalidad para entender el gran número de esferas y problemas de la sociedad contemporánea. En adelante veremos por qué el amor es el fundamento biológico de todo fenómeno social, noción acotada a partir del concepto de autopoiesis, circunscrito a la biología pero proyectándose como una cosmovisión que supera sus fronteras sin discontinuidad entre lo social, lo humano y lo estrictamente biológico.
  • El lenguaje consiste en un operar recurrente denominado coordinaciones de coordinaciones conductuales consensuales. Según estas coordinaciones, cada palabra o gesto no está relacionado con algo exterior a nosotros, sino con nuestro quehacer con los otros. Es precisamente ese quehacer, y las emociones que están en su base, lo que especifica y da a nuestras palabras su significado particular. Por esto, a nivel de la experiencia inmediata no se puede diferenciar lo que es una ilusión de una percepción; esto sólo se logra en el lenguaje. Sólo a través del lenguaje el ser humano puede explicar su experiencia en el vivir y asimilarla a la continuidad de su praxis de vida, el “comprender” es inseparable de la experiencia humana. Lo racional tiene una base emocional y esto explica por qué no se puede convencer a nadie con un argumento lógico si no se ha aceptado antes su premisa “a priori”. Por eso, además, el lenguaje más que un sistema simbólico, es coordinaciones de acciones. Es precisamente en lo “consensual” donde los seres vivos humanos consiguen reconocer en la experiencia y alcanzar el acuerdo, que es, en definitiva, el intercambio de una comunicación lograda; más que “mensajes”, los sujetos han experimentado desde sus conductas el auténtico sentido de la comunicación. Si las estrategias escolares lograsen sintonía emocional, los niños en los liceos vivirían permanentemente el conocimiento desde la reflexión con la plena sensación de ser inteligentes; desgraciadamente es más frecuente que no ocurra.


Los niños son seres que aprenden. Son seres que aprenden tanto en los dominios emocional como racional. Sin embargo, aprenden y aprenderán a vivir cualquier tipo de vida que les toque vivir. La emocionalidad que los niños viven en su niñez es conservada por ellos como fundamento del espacio psíquico que generarán como adultos. Su niñez es tanto su tesoro como su azote.


Cuando surge el modo de vida propiamente humano, - siempre siguiendo a Maturana -, el conversar como acción pertenecia al linaje humano de otros linajes es un modo de vida donde se comparten alimentos, hay cercanía, aceptación mutua y acciones coordinadas para pasarse alimentos
La diferencia al linaje humano de otros linajes es un modo de vida donde se comparten alimentos, hay cercanía, aceptación mutua y acciones coordinadas para.
Este modo de vida humano – según Maturana -, hace posible el lenguaje. Y es el amor la emoción que hace posible la convivencia.


- Acostumbramos a usar imágenes táctiles para referirnos a lo que nos
3
pasa con la voz de quien habla. Así, decimos que una voz puede ser suave,


acariciante, dura;


  1. Con el habla desencadenamos mutuamente cambios fisiológicos, hormonales; en el placer que experimentamos en el conversar y en los movimientos que realizamos.


  1. Las redes de conversaciones se generan en la convivencia con los otros, y son redes de coordinación de acciones y emociones;


  1. Todo quehacer humano se da en el conversar y lo que en el vivir de los seres humanos no se da en el conversar no es quehacer humano.


    1. Como todo quehacer humano se da desde la emoción, nada humano ocurre fuera del lenguaje, del conversar y del entrelazamiento del conversar con el emocionar. Por lo tanto, lo humano se vive siempre desde la emoción, aun cuando se trate del más extraordinario y puro razonar.



La noción del lenguaje


Otra de las más importantes contribuciones de la mirada de Maturana a la psicología contemporánea es su teoría del lenguaje. Para Maturana, el lenguaje como fenómeno de la vida pertenece a la historia evolutiva de los seres humanos. Maturana (1988) muestra cómo el lenguaje ocurre en el fluir de coordinaciones consensuales de coordinaciones consensuales de conducta. Concordantemente, cada palabra (como sonido o gesto) no indica nada externo a nosotros, sino que es un elemento en el flujo de coordinaciones de coordinaciones de haceres y emociones que toman lugar en el vivir juntos en el lenguaje. De hecho, son precisamente estas coordinaciones del hacer y el emocionar que toma lugar en la coexistencia en el lenguaje lo que constituye el significado de las palabras. Maturana usa la palabra lenguajear para enfatizar el carácter dinámico relacional del lenguaje. Pero Maturana va aún más lejos y usa el término conversación para referirse al entrelazamiento de las coordinaciones de coordinaciones conductuales consensuales y las emociones que ocurre al vivir juntos en el lenguaje.


La posición de Maturana revierte el punto de vista clásico empirista que ve al lenguaje como una simple transmisión de información de un individuo a otro. La teoría del lenguaje de Maturana explica las condiciones de constitución del fenómeno del lenguaje. Las perspectivas empiristas del presente no son explicativas porque ellas no describen las condiciones de constitución del lenguaje, y sólo describen las regularidades de su operación. Las coordinaciones consensuales de coordinaciones de conducta consensuales es la operacionalidad que constituye al lenguaje y lo que toma lugar en él. La mirada de Maturana de que toda la vida humana ocurre en conversaciones tiene dos implicaciones básicas con respecto a la temporalidad. Una es que explica a la existencia humana como tomando lugar en un continuo fluir de lenguajeo y emocionamiento (NT: en un continuo fluir de lenguajear y emocionar); y la otra es que la vida humana es vivida en el presente, en el aquí y ahora. De acuerdo a él, la temporalidad es una manera de explicar la experiencia del flujo de eventos, y no una dimensión del universo. Parte de nuestro problema existencia surge de no darnos cuenta de esto.


El lenguaje y el lenguajear


Maturana ha propuesto en otros artículos (Maturana, 1978 y 1990) que las operaciones que constituyen eso que nosotros los seres humanos vivimos como lenguaje y lenguajear en el proceso de nuestro vivir, toma lugar en nuestro dominio relacional como una manera de vivir en interacciones recurrentes en lo que un observador ve como coordinaciones consensuales recursivas de coordinaciones consensuales de conducta. En otras palabras, él afirma que el lenguaje y el lenguajear no son fenómenos fisiológicos o estructurales del organismos o de su sistema nervioso, y que lo que pasas en el lenguaje y el lenguajear no puede ser explicado o entendido como rasgos estructurales, funcionales o dinámicos de la dinámica estructural del organismo y de su sistema nervioso, porque ellos son fenómenos del dominio de operación del organismo como totalidad en el medio. Además, él afirma que lo que él ha dicho con relación al lenguaje y el lenguajear se aplica a todos los fenómenos que surgen en la expansión recursiva histórica de la operación en el lenguaje de una comunidad lenguajeante.


Maturana sostiene que como seres lenguajeantes vivimos en un mundo de objetos que surgen en el lenguajear. De hecho, él afirma (ver Maturana, 1995, los objetos surgen en el lenguajeo en la primera recursión del fluir en coordinaciones consensuales de coordinaciones consensuales de conducta que el lenguaje es. Cada recursión, en el fluir de coordinaciones consensuales de coordinaciones consensuales de conducta en el que nosotros estamos cuando lenguajeamos, genera un objeto, y cada recursión produce una clase diferente de objeto de acuerdo a las circunstancias relacionales en las que toma lugar. En esta dinámica, cuando un objeto surge en la primera recursión en las coordinaciones consensuales de conducta, la distinción del objeto surge en la segunda recursión. A medida de que los objetos son distinguidos, otra recursión en el fluir de coordinaciones consensuales de conducta (una tercera recursión) distingue la relación entre objetos, y la posibilidad está abierta para la constitución de un domino de relaciones cuando las relaciones de relaciones son distinguidas en una siguiente recursión. En términos más generales, debido a que en cualquier nivel de recursión las conductas consensuales coordinadas se convierten en objetos, y así en fundamento para distinciones recursivas adicionales, cualquier nivel de recursión puede recursivamente convertirse en un domino de objetos que opera como nivel de base para recursiones adicionales.


De acuerdo a Maturana, cuando el lenguajear se expande como una manera de vivir juntos en las interacciones recurrentes del vivir juntos como miembros de una comunidad lenguajeante, el lenguajear sigue las complejidades cambiantes del vivir juntos y se convierte en una fuente de complejidades adicionales, constituyendo una red de entrecruzamientos de coordinaciones consensuales de coordinaciones consensuales de conducta que generan toda la complejidad de vivir en el lenguaje. En relación al observar, el dijo: el observar surge como una operación en una segunda recursión que distingue el distinguir; esto es, en la distinción del observar, el observador aparece; y la auto-consciencia aparece en una recursión de cuarto orden en la que el observar al observador toma lugar. En términos más generales, la operación en cualquier dominio de objetos puede llegar a ser el fundamento para la generación de un dominio de consciencia y auto-consciencia (Maturana, 1995, pp. 154)


De acuerdo a esto, el terapeuta opera al guiar a su cliente a que opere en la auto-consciencia que toma lugar como una cuarta recursión.


Dr. ADOLFO VÁSQUEZ ROCCA

1369796402475-Adolfo_Vasquez_Rocca_PHD___Congreso_Internacional_de_Filosof_a_UCM_UAB_2012_.jpeg
 
Doctor en Filosofía por la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso; Postgrado Universidad Complutense de Madrid, Departamento de Filosofía IV, mención Filosofía Contemporánea y Estética. Profesor de Postgrado del Instituto de Filosofía de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso; Profesor de Antropología y Estética en el Departamento de Artes y Humanidades de la Universidad Andrés Bello UNAB. Profesor de la Escuela de Periodismo, Profesor Adjunto Escuela de Psicología y de la Facultad de Arquitectura UNAB Santiago. Profesor PEL Programa Especial de Licenciatura en Diseño, UNAB – DUOC UC  – En octubre de 2006 y 2007 es invitado por la 'Fundación Hombre y Mundo' y la UNAM a dictar un Ciclo de Conferencias en México.  –Miembro del Consejo Editorial Internacional de la 'Fundación Ética Mundial' de México. Director del Consejo Consultivo Internacional de 'Konvergencias', Revista de Filosofía y Culturas en Diálogo, Argentina.  Miembro del Consejo Editorial Internacional de Revista Praxis –Facultad de Filosofía y Letras, Universidad Nacional UNA, Costa Rica. Miembro del Conselho Editorial da Humanidades em Revista, Universidade Regional do Noroeste do Estado do Rio Grande do Sul, Brasil y del Cuerpo Editorial de Sophia –Revista de Filosofía de la Pontificia Universidad Católica del Ecuador–.  –Secretario Ejecutivo de Revista Philosophica  PUCV. –Asesor Consultivo de Enfocarte –Revista de Arte y Literatura– Cataluña / Gijón, Asturias, España. –Miembro del Consejo Editorial Internacional de 'Reflexiones Marginales' –Revista de la Facultad de Filosofía y Letras UNAM. –Editor Asociado de Societarts, Revista de artes y humanidades, adscrita a la Universidad Autónoma de Baja California. –Miembro del Comité Editorial de International Journal of Safety and Security in Tourism and Hospitality, publicación científica de la Universidad de Palermo. –Miembro Titular del Consejo Editorial Internacional de Errancia,  Revista de Psicoanálisis, Teoría Crítica y Cultura –UNAM– Universidad Nacional Autónoma de México. –Miembro del Consejo Editorial de Revista “Campos en Ciencias Sociales”, Universidad Santo Tomás  © , Bogotá, Colombia. –Miembro de la Federación Internacional de Archivos Fílmicos (FIAF) con sede en Bruselas, Bélgica.  Director de Revista Observaciones Filosóficas. Profesor visitante en la Maestría en Filosofía de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla. – Profesor visitante Florida Christian University USA y Profesor Asociado al Grupo TheoriaProyecto europeo de Investigaciones de Postgrado –UCM.  Eastern Mediterranean University - Academia.edu. Académico Investigador de la Vicerrectoría de Investigación y Postgrado, Universidad Andrés Bello. –Investigador Asociado y Profesor adjunto de la Escuela Matríztica de Santiago –dirigida por el Dr. Humberto Maturana. Consultor Experto del Consejo Nacional de Innovación para la Competitividad (CNIC)– Artista conceptual. Crítico de Arte. Ha publicado el Libro: Peter Sloterdijk; Esferas, helada cósmica y políticas de climatización, Colección Novatores, Nº 28, Editorial  de la Institución Alfons el Magnànim (IAM), Valencia, España,  2008.  Invitado especial a la International Conference de la Trienal de Arquitectura de Lisboa | Lisbon Architecture Triennale 2011. Traducido al Francés - Publicado en la sección  Architecture de la Anthologie: Le Néant Dans la Pensée Contemporaine . Publications du Centre Français d'Iconologie Comparée CFIC, Bès Editions , París, ©  2012. Profesor de Postgrado, Magister en Biología-Cultural, Escuela Matríztica de Santiago y Universidad Mayor 2013.

ENTREVISTAS

VÍDEO:  Entrevista al Dr. ADOLFO VÁSQUEZ ROCCA  –Filósofo–  Programa “NUEVAS MIRADAS" -Ciencia y Tecnología, Canal TV. SENADO – República de Chile – Senador Carlos Cantero. Ex-Congreso Nacional – junio 2013 - Santiago.
1ª Parte:  http://youtu.be/9qoFpWdvRdk

VÍDEO:  Entrevista al Dr. ADOLFO VÁSQUEZ ROCCA  –Filósofo–  Programa “NUEVAS MIRADAS" -Ciencia y Tecnología, Canal TV. SENADO – República de Chile – Senador Carlos Cantero. Ex-Congreso Nacional – junio 2013 - Santiago.
2ª Parte:  http://youtu.be/Ee1GdX6JZpc
LA EPISTEMOLOGÍA DE FEYERABEND: ESQUEMA DE UNA TEORÍA ANARQUISTA DEL CONOCIMIENTO, Dr. Adolfo Vasquez Rocca,

LA BIOLOGÍA DEL CONOCIMIENTO DE HUMBERTO MATURANA Por Adolfo Vásquez Rocca PHD.




Portada_Sloterdijk_ROF_.png

Adolfo Vasquez Rocca presentations Peter Sloterdijk

BIOLOGÍA DEL CONOCIMIENTO Y CONSTITUCIÓN DE LO HUMANO EN HUMBERTO MATURANA Dr. ADOLFO VÁSQUEZ ROCCA


Vásquez Rocca, Adolfo, "Nietzsche: De la voluntad de ficción al pathos de la verdad. Aproximación estético-epistemológica a la concepción biológica de lo literario", En NÓMADAS, Revista Crítica de Ciencias Sociales y Jurídicas - Universidad Complutense de Madrid, NÓMADAS. 36 | Julio-Diciembre 2012-2013 (II) pp. 315-338 http://www.theoria.eu/nomadas/36/adolfovrocca.pdf
Vásquez Rocca, Adolfo, "Sloterdijk: Experimentos con uno mismo, ensayos de intoxicación voluntaria y constitución psico-inmunitaria de la naturaleza humana", En NÓMADAS, Revista Crítica de Ciencias Sociales y Jurídicas - UNIVERSIDAD COMPLUTENSE DE MADRID, Nómadas Nº 35 | Julio-Diciembre.2012 - 2013 (I), pp. 459 - 490 http://www.theoria.eu/nomadas/35/adolfovrocca_2.pdf 
Vásquez Rocca, Adolfo, “En torno al diseño de lo humano en Sloterdijk: De la ontotecnología a las fuentes filosóficas del posthumanismo”, En La lámpara de Diógenes,  Revista de Filosofía, BUAP, Año 13, Números 24 y 25, Vol. 13 – enero-junio –  julio-diciembre 2012-2013, pp. 127 – 140 http://www.ldiogenes.buap.mx/revistas/24/127.pdf


Vásquez Rocca, Adolfo, Resumen-Abstract: "Peter Sloterdijk: Experimentos con uno mismo, ensayos de intoxicación voluntaria y constitución psico-inmunitaria de la naturaleza humana", En EIKASIA, Revista de la Sociedad Asturiana de Filosofía SAF, Nº 49 - Mayo  2013 -  ISSN 1885-5679 - Oviedo,  España, Abstract
http://www.revistadefilosofia.com/49-02r.pdf


Vásquez Rocca, Adolfo, "Peter Sloterdijk: Experimentos con uno mismo, ensayos de intoxicación voluntaria y constitución psico-inmunitaria de la naturaleza humana", En EIKASIA, Revista de la Sociedad Asturiana de Filosofía SAF, Nº 49 - Mayo  2013 -  ISSN 1885-5679 - Oviedo,  España, pp. 47-76
http://www.revistadefilosofia.com/49-02.pdf

Vásquez Rocca, Adolfo, "Sloterdijk: la comuna exhalada, hacia una filosofía de la levedad", En ESPIRAL Revista de Cultura y Pensamiento contemporáneo, Nº 44 - 2013, Universidad de Guadalajara, México. http://www.revistaespiral.org/espiral_44/filosofia_adolfo.html
Vásquez Rocca, Adolfo, "Sloterdijk: Neuroglobalización, estresores y prácticas psico-inmunológicas", En NÓMADAS, Revista Crítica de Ciencias Sociales y Jurídicas - UNIVERSIDAD COMPLUTENSE DE MADRID, Nómadas Nº 35 | Julio-Diciembre.2012 - 2013 (I), pp. 427 - 457 http://www.theoria.eu/nomadas/35/adolfovrocca.pdf
Vásquez Rocca, Adolfo,  "Arte Conceptual y Posconceptual. La idea como arte: Duchamp, Beuys, Cage y Fluxus", En NÓMADAS, Revista Crítica de Ciencias Sociales y Jurídicas - UNIVERSIDAD COMPLUTENSE DE MADRID, Nómadas Nº 37  |  Enero-Junio 2013 (I), pp. 100 - 130

http://pendientedemigracion.ucm.es/info/nomadas/37/adolfovrocca.pdf

DR. ADOLFO VÁSQUEZ ROCCA: PUBLICACIONES  EN  REVISTAS  ACADÉMICAS  INDEXADAS  CON COMITÉ  EDITORIAL

http://dialnet.unirioja.es/servlet/autor?codigo=1053859

ADOLFO VÁSQUEZ ROCCA PH.D. - INVESTIGACIÓN
http://www.danoex.net/adolfovasquezroccainvestigacion.html


Dr. Adolfo Vásquez Rocca - Eastern Mediterranean University - Academia.edu

http://emui.academia.edu/AdolfoVasquezRocca

ADOLFO VÁSQUEZ ROCCA PH.D. - CURRICULUM ACADÉMICO
LA BIOLOGÍA DEL CONOCIMIENTO DE HUMBERTO MATURANA Por Adolfo Vásquez Rocca

http://www.linkedin.com/pub/adolfo-vasquez-rocca/25/502/21a
Adolfo_Vasquez_Rocca_Dr_en_Filosof_a_UCM_Portrait_UCM_2.2__.jpg

ADOLFO VÁSQUEZ ROCCA FILOSOFÍA CONTEMPORÁNEA


Eastern Mediterranean University - Academia.edu
Pontificia Universidad Católica de Valparaíso
Universidad Complutense de Madrid

E-mail: adolfovrocca@gmail.com



1.- ENTREVISTA A HUMBERTO MATURANA -Dr. en Biología Harvard University- en el Programa Televisivo TVEspañola "TESIS". Presentado por Adolfo E. Vasquez Rocca PHD. Investigador Asociado de la Escuela Matríztica de Santiago.
Ver: <http://vimeo.com/19396247>
2.- Sobre EDUCACIÓN, LENGUAJE, EMOCIONES Y POLÍTICA. Por Adolfo Vásquez Rocca.
PAPER
VÁSQUEZ ROCCA, Adolfo, “EL FUTURO DE LA UNIVERSIDAD PÚBLICA Y LA CRISIS DE LA EDUCACIÓN EN CHILE; UNA REFLEXIÓN EN DIÁLOGO CON MATURANA" En ARQCHILE.CL ©, Portal Latinoamericano de Arquitectura, ISSN 0718-431X, Concepción, ISSN 0718-431X Número 22, 2012 – Sección PEP Publicación Educación Pública.
<http://www.arqchile.cl/publicacion_educacion_publica.htm>



Humberto Maturana  y Dr. Adolfo Vasquez Rocca Matriztica Biología Cultural

DE LA BIOLOGÍA DEL CONOCIMIENTO Y DEL EMOCIONAR A LA CONSTITUCIÓN DE LO HUMANO EN HUMBERTO MATURANA Dr. ADOLFO VÁSQUEZ ROCCA



https://fbcdn-sphotos-a-a.akamaihd.net/hphotos-ak-ash4/1001171_465566293534842_1433578457_n.jpg
1.- ENTREVISTA A HUMBERTO MATURANA -Dr. en Biología Harvard University- en el Programa Televisivo TVEspañola "TESIS". Presentado por Adolfo E. Vasquez Rocca PHD. Investigador Asociado de la Escuela Matríztica de Santiago.

LA BIOLOGÍA DEL CONOCIMIENTO DE MATURANA Dr. Adolfo Vásquez Rocca






DE LA BIOLOGÍA DEL CONOCIMIENTO Y DEL EMOCIONAR A LA CONSTITUCIÓN DE LO HUMANO EN HUMBERTO MATURANA  Dr. ADOLFO VÁSQUEZ ROCCA


1.- ENTREVISTA A HUMBERTO MATURANA -Dr. en Biología Harvard University- en el Programa Televisivo TVEspañola "TESIS". Presentado por Adolfo E. Vasquez Rocca PHD. Investigador Asociado de la Escuela Matríztica de Santiago.
Ver: <http://vimeo.com/19396247>

2.- Sobre EDUCACIÓN, LENGUAJE, EMOCIONES Y POLÍTICA. Por Adolfo Vásquez Rocca.
PAPER
VÁSQUEZ ROCCA, Adolfo, “EL FUTURO DE LA UNIVERSIDAD PÚBLICA Y LA CRISIS DE LA EDUCACIÓN EN CHILE; UNA REFLEXIÓN EN DIÁLOGO CON MATURANA" En ARQCHILE.CL ©, Portal Latinoamericano de Arquitectura, ISSN 0718-431X, Concepción, ISSN 0718-431X Número 22, 2012 – Sección PEP Publicación Educación Pública.
<http://www.arqchile.cl/publicacion_educacion_publica.htm>

http://elproceso.blogspirit.com/images/medium_Maturana.jpg

LA BIOLOGÍA DEL CONOCIMIENTO DE HUMBERTO MATURANA Por Adolfo Vásquez Rocca

http://3.bp.blogspot.com/-nnK3wxY916g/Tn10GR4SSfI/AAAAAAAABhM/4g67JrA2Ls4/s1600/Adolfo%2BVasquez%2BRocca%2BUNAM%2BAfiche.jpg
 Dr. Adolfo Vásquez Rocca Conferencia Biología Cultural Matriztica



LA BIOLOGÍA DEL CONOCIMIENTO DE HUMBERTO MATURANA Por Adolfo Vásquez Rocca PHD.


http://sphotos-c.ak.fbcdn.net/hphotos-ak-ash4/300272_319357934856572_505521179_n.jpg
Biología Cultural Humberto Maturana Matriztica y Dr. Adolfo Vásquez Rocca
      INTRODUCCIÓN
       Dr. Adolfo Vásquez Rocca
         E-mail: adolfovrocca@gmail.com  

         LA BIOLOGÍA DEL CONOCIMIENTO DE HUMBERTO MATURANA Por Adolfo Vásquez Rocca PHD.

La Emoción en la Construcción de la Teoría; Crítica a la pretensión de objetividad en el conocimiento

DE LA BIOLOGÍA DEL CONOCIMIENTO Y DEL EMOCIONAR A LA CONSTITUCIÓN DE LO HUMANO EN HUMBERTO MATURANA  Dr. ADOLFO VÁSQUEZ ROCCA


https://fbcdn-sphotos-a-a.akamaihd.net/hphotos-ak-ash4/1001171_465566293534842_1433578457_n.jpg

Maturana y Dr. Adolfo Vasquez Rocca Matriztica Biología Cultural Congreso 

  • MATURANA, Humberto y VARELA, Francisco (1984). El árbol del conocimiento. Bases biológicas del entendimiento humano. Edición revisada (1992) The tree of knowledge: biological roots of human understanding.
  • MATURANA, Humberto. La objetividad – Un argumento para obligar. Santiago de Chile: Ed. Dolmen, 1997.
  • MATURANA, Humberto y VARELA, Francisco. De máquinas e seres vivos. Autopoiese, a Organização do Vivo. Porto Alegre: Artes Médicas, 1997.
  • MATURANA, Humberto y VARELA, Francisco (1979). Autopoiesis and Cognition: The Realization of the Living (Boston Studies in the Philosophy of Science). Paperback, 1991.
  • MATURANA, Humberto. Erkennen: Die Organisation und Verkörperung von Wirklichkeit. Friedr. Vieweg & Sohn Braunschweig. Wiesbaden, 1982.
  • MATURANA, Humberto Biología de la Cognición y Epistemiología. Ed. Universidad de la Frontera. Temuco, Chile. 1990.
  • MATURANA, Humberto y K. Ludewig. Conversaciones con Humberto Maturana: Preguntas del Psicoterapeuta al Biólogo. Ed. Universidad de la Frontera. Temuco, Chile. 1992.
  • MATURANA, Humberto. La Democracia es una Obra de Arte. Colección Mesa Redonda. Ed. Linotipia Bolívar y Cia. de Bogotá. 1994.
  • MATURANA, Humberto. Origen de lo Humano en la Biología de la intimidad. Ed. Instituto de Terapia Cognitiva, Santiago. (In Print. I have a first draft).
  • MATURANA, Humberto, Verden-Zoller, G. Amore e Gioco. Ed. Marsilio, Venecia. (In Print).
  • MATURANA, Humberto, Kurt Ludewig. Reflexiones y Conversaciones. Colección Instituto de la Familia. Ed. FUPALI. Córdova. 1994
  • MATURANA, Humberto y POERKSEN, Bernhard. From Being to Doing, The Origins of the Biology of Cognition. Paperback, 2004. Tradução em espanhol: Del Ser al Hacer.
  • MATURANA, Humberto, VERDEN-ZOLLER, Gerda e BRUNNELL, Pille. The Origins of Humanness in the Biology of Love. Paperback, 2009.
  • MATURANA, H.R., Verden-Zoller, G. Liebe und Spiel, die Vergessene Grundladge des Menschlichkeit. Carl Auer Verlag, Hamburgo. 1993. Appeared also in Spanish:
  • MATURANA, Humberto. Desde La Biología a la Psicología. Paperback, 2004.
  • MATURANA, Humberto. Sentido de Lo Humano. Paperback, 2009.
  • MATURANA, Humberto. A Ontologia da Realidade. Belo Horizonte: Ed. UFMG, 1997.
  • MATURANA, Humberto. Emoções e linguagem na educação e na política. Emociones y Lenguaje en Educación y Política Belo Horizonte: UFMG, 1998.
  • MATURANA, Humberto. La realidad: ¿objetiva o construida? I: Fundamentos biológicos de la realidad. Barcelona: Editorial Anthropos, 1996a.
  • MATURANA, Humberto. La realidad: ¿objetiva o construida? II: Fundamentos biológicos del conocimiento. Barcelona: Editorial Anthropos, 1996b.
  • MATURANA, H.; REZEPKA, S. N. Formação e capacitação humana. Petrópolis: Vozes, 2002
  • MATURANA, H.; VERDEN-ZÖLLER, G. Amar e brincar: fundamentos esquecidos do humano. São Paulo: Editora Palas Athena, 2004.
  • MATURANA, H. "Biology of language: The epistemology of reality," in Miller, George A., and Elizabeth Lenneberg (eds.), Psychology and Biology of Language and Thought: Essays in Honor of Eric Lenneberg. Academic Press: 27-63. 1978
  • MATURANA, H. Man and society in Benseler, Hejl, and Köck: 11-32.1980
  • MATURANA, H. "Ontology of Observing, The biological foundations of self-consciousness and the physical domain of existence" Conference Workbook: Texts in Cybernetics, American Society For Cybernetics Conference, Felton, CA. 18-23 October, 1988.
  • MATURANA, H. "REALITY: The Search for Objectivity or the Quest for a Compelling Argument" The Irish Journal of Psychology 9: 25-82. 1988
  • MATURANA, H. "The origin of the theory of autopoietic systems," in Fischer, H. R. (ed.), Autopoiesis. Eine Theorie im Brennpunkt der Kritik. Frankfurt: Suhrkamp Verlag. 1991
  • MATURANA, Humberto R. y MPODOZIS, Jorge. De l'origine des espèces par voie de la dérive naturelle. La diversification des lignées à travers la conservation et le changement des phénotypes ontogéniques. Paperback, 1999.
  • Maturana H. R. & Dávila X. Y.(2008) Habitar humano en seis ensayos de biología-cultural. JC Sáez, Santiago de Chile.
  • MELERO, Miguel López. Conversando con Maturana De Educación. Paperback, 2009.

Capítulos de los Libros

  • Maturana, H. R. Neurophysiology of Cognition. En: Cognition: A Multiple View. Paul Garvin (ed.) Spartan Books, New York, 1969.
  • Maturana, H. R. Cognitive Strategies. En: Unity and Diversity of Man. E. Morin and Máximo Pistelli-Palmarini (eds.). Le Seuil, Paris. 1974.
  • Maturana, H. R. The Origin of Language: A biological problem. En: Problemes actuels en psycholinguistique. Centre National de la Recherche Scientifique, Paris. 1974.
  • Maturana, H. R. Biology of Language: The epistemology of reality. En: Psychology and Biology of Language and Thought. G. Miller & E. Lenneberg (Eds.) Academic Press, 1978.
  • Maturana, H. R. Cognition. En: Wahrnehmung und Kommunikation. P. Hejl; W. Koch and G. Roth (eds.). Peter Lang, Frankfurt. 1978.
  • Maturana, H. R. Autopoiesis: Reproduction, Heredity and Evolution. En: Autopoiesis, dissipative structures and spontaneous social order, pp. 48-80. Milan Zeleny (ed.) Westview Press, Boulder. 1981.
  • Maturana, H. R. Autopoiesis. En: Autopoiesis: A theory of the living organization. M. Zeleny. (ed.) Westview press, Boulder. 1981.
  • Maturana, H. R. Man and Society. En: Autopoiesis, Communication and Society. F. Bensler. P. M. Hejl & W. K. Koch. (eds.) Campus Verlag, Frankfurt and N.Y., 1981.
  • Varela, F.J., Maturana, H. R. Living ways of sense making: a middle path for neuroscience. En: Disorder and Order. Rene Girard (ed.) Stanford University Press. 1982.
  • Maturana, H.R. Fenomenología del conocer, del Universo al Multiverso. En: La Psicología en busca del paradigma. E. Contreras, Santiago. 1985.
  • Maturana, H. R. Individuo y Sociedad entre la guerra y la paz. La opinión de un científico. En: Política Mundial hacia el siglo XXI. Ed. Universitaria. 1987.
  • Maturana, H. R. Representation and communication functions. En: Enciclopedia Pleaide. Vol. Psicología. J. Piaget, P. Mounoud, J. P. Bronckart. (eds.) Gallimard, Paris. 1987.
  • Maturana, H. R. Everything is said by an Observer. En: Gaia, a way of Knowing. Political implications of the New Biology. I. Thompson (ed). Lindsfarne Press. New York, 1987.
  • Maturana, H. R. Preface to The Chalice and the Blade, Riane Eisler. Harper and Row, New York.1987 (también en castellano El cáliz y la espada)
  • Maturana, H. R. Kognition, En: Diskurs des Radikalen Konstruktivismus. S.J Schmidt. (ed.) Suhrkamp Verlag, Frankfurt. 1988.
  • Maturana, H. R. Elemente einer Ontologie des Beobachtens. En: Materialitit der Kommunikation. Editores Hans Ulrich Gumbrecht & K. Ludwig Pfeiffer. Ed. Suhrkamp Verlag, Frankfurt, 1988.
  • Maturana, H. R. Wissenschaft und Altagesleben: die Ontologie der wissenschafttichen Erklarung. En: Selbtorganisation Aspekte einer wissenschafttichen Revolution. Wolfang Krohn y Gunther Kuppers. (eds.). Friedrich Vieweg & Sohn, Wiesbaden. 1990.
  • Maturana, H. R. Science and Daily Life: The Ontology of Scientific Explanations. En: Selforganization: portrait of a Scientific Revolution. W. Krohn, G. Kuppers. (eds.) Kluwer Academic Publishers, Dordrecht, Boston, London. 1990.
  • Maturana, H. R. Ontology of observing. The biological foundations of self consciousness and the physical domain of existence. En: Beobacheter: Konvergeng der Er kenntnistheorien? Niklas Luhmann (ed.) Wilhem Fink Verlag, Munchen. 1990.
  • Maturana, H. R. Reality: The Search for objectivity, or the quest for a compelling argument. pp. 282-374. En: Die Gedankenwelt Sir Karl Poppers. Kritischer Rationalismus in Dialog. Norbert Leser, Josef Serfert & Klaus Plitzner. (eds.) Carl Winter Universitats Verlag. Heidelberg. 1991. (véase también como separata)
  • Maturana, H. R. Scientific and Philosophical theories. pp. 282-374. En: Die Gedankenwelt Sir Karl Poppers. Kritischer Rationalismus in Dialog. Norbert Leser, Josef Serfert & Klaus Plitzner. (eds.) Carl Winter Universitats Verlag. Heidelberg. 1991.
  • Maturana, H. R. The Origin of the Theory of Autopoietic Systems. En: Autopoiesis. Eine Theorie im Brennpunkt der Kritik. H. R. Fischer. (ed.). Suhrkamp Verlag, Frankfurt. 1991.
  • Maturana, H. R. Cognition and Autopoiesis: a brief reflection on the consequences of their understanding. En: The State Law, and Economy as Autopoietic Systems. Gunter Teubner y Alberto Febbrajo (eds.). Giuffre Editore, Milano, 1992.
  • Maturana, H. R. Biologia of the Aesthetic Experience. En: Zuchen (theorie) und praxis. Wissenschaftsverlag Rothe, Passau. 19
  • MATURANA, Humberto y VARELA, Francisco (1984). El árbol del conocimiento. Bases biológicas del entendimiento humano. Edición revisada (1992) The tree of knowledge: biological roots of human understanding.
  • MATURANA, Humberto. La objetividad – Un argumento para obligar. Santiago de Chile: Ed. Dolmen, 1997.
  • MATURANA, Humberto y VARELA, Francisco. De máquinas e seres vivos. Autopoiese, a Organização do Vivo. Porto Alegre: Artes Médicas, 1997.
  • MATURANA, Humberto y VARELA, Francisco (1979). Autopoiesis and Cognition: The Realization of the Living (Boston Studies in the Philosophy of Science). Paperback, 1991.
  • MATURANA, Humberto. Erkennen: Die Organisation und Verkörperung von Wirklichkeit. Friedr. Vieweg & Sohn Braunschweig. Wiesbaden, 1982.
  • MATURANA, Humberto Biología de la Cognición y Epistemiología. Ed. Universidad de la Frontera. Temuco, Chile. 1990.
  • MATURANA, Humberto y K. Ludewig. Conversaciones con Humberto Maturana: Preguntas del Psicoterapeuta al Biólogo. Ed. Universidad de la Frontera. Temuco, Chile. 1992.
  • MATURANA, Humberto. La Democracia es una Obra de Arte. Colección Mesa Redonda. Ed. Linotipia Bolívar y Cia. de Bogotá. 1994.
  • MATURANA, Humberto. Origen de lo Humano en la Biología de la intimidad. Ed. Instituto de Terapia Cognitiva, Santiago. (In Print. I have a first draft).
  • MATURANA, Humberto, Verden-Zoller, G. Amore e Gioco. Ed. Marsilio, Venecia. (In Print).
  • MATURANA, Humberto, Kurt Ludewig. Reflexiones y Conversaciones. Colección Instituto de la Familia. Ed. FUPALI. Córdova. 1994
  • MATURANA, Humberto y POERKSEN, Bernhard. From Being to Doing, The Origins of the Biology of Cognition. Paperback, 2004. Tradução em espanhol: Del Ser al Hacer.
  • MATURANA, Humberto, VERDEN-ZOLLER, Gerda e BRUNNELL, Pille. The Origins of Humanness in the Biology of Love. Paperback, 2009.
  • MATURANA, H.R., Verden-Zoller, G. Liebe und Spiel, die Vergessene Grundladge des Menschlichkeit. Carl Auer Verlag, Hamburgo. 1993. Appeared also in Spanish:
  • MATURANA, Humberto. Desde La Biología a la Psicología. Paperback, 2004.
  • MATURANA, Humberto. Sentido de Lo Humano. Paperback, 2009.
  • MATURANA, Humberto. A Ontologia da Realidade. Belo Horizonte: Ed. UFMG, 1997.
  • MATURANA, Humberto. Emoções e linguagem na educação e na política. Emociones y Lenguaje en Educación y Política Belo Horizonte: UFMG, 1998.
  • MATURANA, Humberto. La realidad: ¿objetiva o construida? I: Fundamentos biológicos de la realidad. Barcelona: Editorial Anthropos, 1996a.
  • MATURANA, Humberto. La realidad: ¿objetiva o construida? II: Fundamentos biológicos del conocimiento. Barcelona: Editorial Anthropos, 1996b.
  • MATURANA, H.; REZEPKA, S. N. Formação e capacitação humana. Petrópolis: Vozes, 2002
  • MATURANA, H.; VERDEN-ZÖLLER, G. Amar e brincar: fundamentos esquecidos do humano. São Paulo: Editora Palas Athena, 2004.
  • MATURANA, H. "Biology of language: The epistemology of reality," in Miller, George A., and Elizabeth Lenneberg (eds.), Psychology and Biology of Language and Thought: Essays in Honor of Eric Lenneberg. Academic Press: 27-63. 1978
  • MATURANA, H. Man and society in Benseler, Hejl, and Köck: 11-32.1980
  • MATURANA, H. "Ontology of Observing, The biological foundations of self-consciousness and the physical domain of existence" Conference Workbook: Texts in Cybernetics, American Society For Cybernetics Conference, Felton, CA. 18-23 October, 1988.
  • MATURANA, H. "REALITY: The Search for Objectivity or the Quest for a Compelling Argument" The Irish Journal of Psychology 9: 25-82. 1988
  • MATURANA, H. "The origin of the theory of autopoietic systems," in Fischer, H. R. (ed.), Autopoiesis. Eine Theorie im Brennpunkt der Kritik. Frankfurt: Suhrkamp Verlag. 1991
  • MATURANA, Humberto R. y MPODOZIS, Jorge. De l'origine des espèces par voie de la dérive naturelle. La diversification des lignées à travers la conservation et le changement des phénotypes ontogéniques. Paperback, 1999.
  • Maturana H. R. & Dávila X. Y.(2008) Habitar humano en seis ensayos de biología-cultural. JC Sáez, Santiago de Chile.
  • MELERO, Miguel López. Conversando con Maturana De Educación. Paperback, 2009.

Capítulos de los Libros

  • Maturana, H. R. Neurophysiology of Cognition. En: Cognition: A Multiple View. Paul Garvin (ed.) Spartan Books, New York, 1969.
  • Maturana, H. R. Cognitive Strategies. En: Unity and Diversity of Man. E. Morin and Máximo Pistelli-Palmarini (eds.). Le Seuil, Paris. 1974.
  • Maturana, H. R. The Origin of Language: A biological problem. En: Problemes actuels en psycholinguistique. Centre National de la Recherche Scientifique, Paris. 1974.
  • Maturana, H. R. Biology of Language: The epistemology of reality. En: Psychology and Biology of Language and Thought. G. Miller & E. Lenneberg (Eds.) Academic Press, 1978.
  • Maturana, H. R. Cognition. En: Wahrnehmung und Kommunikation. P. Hejl; W. Koch and G. Roth (eds.). Peter Lang, Frankfurt. 1978.
  • Maturana, H. R. Autopoiesis: Reproduction, Heredity and Evolution. En: Autopoiesis, dissipative structures and spontaneous social order, pp. 48-80. Milan Zeleny (ed.) Westview Press, Boulder. 1981.
  • Maturana, H. R. Autopoiesis. En: Autopoiesis: A theory of the living organization. M. Zeleny. (ed.) Westview press, Boulder. 1981.
  • Maturana, H. R. Man and Society. En: Autopoiesis, Communication and Society. F. Bensler. P. M. Hejl & W. K. Koch. (eds.) Campus Verlag, Frankfurt and N.Y., 1981.
  • Varela, F.J., Maturana, H. R. Living ways of sense making: a middle path for neuroscience. En: Disorder and Order. Rene Girard (ed.) Stanford University Press. 1982.
  • Maturana, H.R. Fenomenología del conocer, del Universo al Multiverso. En: La Psicología en busca del paradigma. E. Contreras, Santiago. 1985.
  • Maturana, H. R. Individuo y Sociedad entre la guerra y la paz. La opinión de un científico. En: Política Mundial hacia el siglo XXI. Ed. Universitaria. 1987.
  • Maturana, H. R. Representation and communication functions. En: Enciclopedia Pleaide. Vol. Psicología. J. Piaget, P. Mounoud, J. P. Bronckart. (eds.) Gallimard, Paris. 1987.
  • Maturana, H. R. Everything is said by an Observer. En: Gaia, a way of Knowing. Political implications of the New Biology. I. Thompson (ed). Lindsfarne Press. New York, 1987.
  • Maturana, H. R. Preface to The Chalice and the Blade, Riane Eisler. Harper and Row, New York.1987 (también en castellano El cáliz y la espada)
  • Maturana, H. R. Kognition, En: Diskurs des Radikalen Konstruktivismus. S.J Schmidt. (ed.) Suhrkamp Verlag, Frankfurt. 1988.
  • Maturana, H. R. Elemente einer Ontologie des Beobachtens. En: Materialitit der Kommunikation. Editores Hans Ulrich Gumbrecht & K. Ludwig Pfeiffer. Ed. Suhrkamp Verlag, Frankfurt, 1988.
  • Maturana, H. R. Wissenschaft und Altagesleben: die Ontologie der wissenschafttichen Erklarung. En: Selbtorganisation Aspekte einer wissenschafttichen Revolution. Wolfang Krohn y Gunther Kuppers. (eds.). Friedrich Vieweg & Sohn, Wiesbaden. 1990.
  • Maturana, H. R. Science and Daily Life: The Ontology of Scientific Explanations. En: Selforganization: portrait of a Scientific Revolution. W. Krohn, G. Kuppers. (eds.) Kluwer Academic Publishers, Dordrecht, Boston, London. 1990.
  • Maturana, H. R. Ontology of observing. The biological foundations of self consciousness and the physical domain of existence. En: Beobacheter: Konvergeng der Er kenntnistheorien? Niklas Luhmann (ed.) Wilhem Fink Verlag, Munchen. 1990.
  • Maturana, H. R. Reality: The Search for objectivity, or the quest for a compelling argument. pp. 282-374. En: Die Gedankenwelt Sir Karl Poppers. Kritischer Rationalismus in Dialog. Norbert Leser, Josef Serfert & Klaus Plitzner. (eds.) Carl Winter Universitats Verlag. Heidelberg. 1991. (véase también como separata)
  • Maturana, H. R. Scientific and Philosophical theories. pp. 282-374. En: Die Gedankenwelt Sir Karl Poppers. Kritischer Rationalismus in Dialog. Norbert Leser, Josef Serfert & Klaus Plitzner. (eds.) Carl Winter Universitats Verlag. Heidelberg. 1991.
  • Maturana, H. R. The Origin of the Theory of Autopoietic Systems. En: Autopoiesis. Eine Theorie im Brennpunkt der Kritik. H. R. Fischer. (ed.). Suhrkamp Verlag, Frankfurt. 1991.
  • Maturana, H. R. Cognition and Autopoiesis: a brief reflection on the consequences of their understanding. En: The State Law, and Economy as Autopoietic Systems. Gunter Teubner y Alberto Febbrajo (eds.). Giuffre Editore, Milano, 1992.
  • Maturana, H. R. Biologia of the Aesthetic Experience. En: Zuchen (theorie) und praxis. Wissenschaftsverlag Rothe, Passau. 19

 

 

Adolfo Vásquez Rocca PH. D.
adolfovrocca@gmail.com

E-mail: adolfovrocca@gmail.com
 

No hay comentarios: